17 marzo 2016 Seguridad

iOS-bloqueado

Mientras el próximo martes en medio mundo estaremos centrados en lo que Apple pueda presentar el día anterior, la compañía iniciará el juicio llevados por el FBI ante la negativa de obedecer a la orden judicial que ordena a la compañía a colaborar con las autoridades para acceder a la información de uno de los tiradores de los atentados de San Bernardino en diciembre pasado.

De todas formas, y tal y como está la situación, es evidente que Apple no se quedaría de brazos cruzados y blindaría todavía más la seguridad de su infraestructura en la nube ante la posibilidad de que finalmente no tenga más remedio que acatar, ceder todos los datos que las autoridades soliciten en contra de la voluntad de la mayoría. Sin embargo, la parte negativa es que la seguridad en este caso sería tan fuerte que los usuarios más olvidadizos podrían perder el acceso a todos los datos.

Los informes que empezaron a desvelarse en febrero, justo cuando el CEO de Apple Tim Cook destapó la caja de los truenos negándose a ejecutar la orden judicial, aunque no es posible verificar si la acción de la compañía sobre iCloud es consecuencia de las exigencias del Departamento de Justicia. En cualquier caso, Apple está trabajando en nuevos métodos de cifrado de copia de seguridad de iCloud que evitarían la posibilidad de su descifrado sin una clave de acceso.

Ahora mismo, aunque las copias de seguridad de iCloud se cifran, no están vinculadas a un código de acceso del usuario. Esto significa que es posible obtener acceso a los contenidos de los usuarios con relativa facilidad. Con esta premisa, Apple ha cumplido con miles de peticiones en el pasado para varios procesos judiciales.

El rediseño del sistema de copia de seguridad de iCloud estaría destinada a que los datos no pudieran descifrarse sin un código, el cual también se solicitaría en el momento de recuperarlos. De esta forma, sólo el usuario tendría la clave de sus datos, pero no Apple. Esto es, que los usuarios que no recuerden sus contraseña perderían el acceso a toda su información almacenada, como fotos o documentos.

La otra cara de toda esta historia es que Apple no quiere gestionar las claves de los usuarios como hasta ahora, con el fin de evitar que sean obligados a entregarlas. El problema parece que tiene menos que ver con la tecnología que con el diseño, y se plantea hasta qué punto Apple quiere comprometer la comodidad del usuario con el fin de mejorar sus productos, o bien que parte de culpa tiene si los usuarios somos humanos y podemos olvidar las cosas…

Vía | The Wall Street Journal | 9to5Mac

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *