27 julio 2016 Hardware, Industria, iOS

iPhone 7 Plus oro rosa

Apple presentaba ayer por fin los resultados de su tercer trimestre fiscal del año y los pronósticos se cumplían casi a rajatabla, con el volumen de ganancias más bajo de los últimos tiempos y con la mayoría de la gama de productos de la marca en negativo y unos planes de futuro que parecen más complicados que nunca.

Aún así, en la compañía no se muestran para nada afectados y el propio CEO de la manzana, el siempre Zen Tim Cook, ha insistido ante los accionistas en mostrarse optimista ante el futuro que les espera, sobre todo en cuanto a las hipotéticas ventas que vaya a tener el iPhone 7, pese a las pocas diferencias que parece que tendrá respecto a la generación actual.

Cook respondió de esta manera ante una pregunta en la que precisamente se mencionaban todos esos rumores que especulaban con un bajo nivel de actualización de los usuarios al próximo iPhone este año, precisamente por ser un dispositivo poco innovador respecto al iPhone 6s. Para él, existen razones lo suficientemente positivas como para albergar buenas expectativas en cuanto a las posibles cifras de ventas.

Pese a que no quería hablar de dispositivos que aún no han aparecido públicamente, como es el caso del iPhone 7, sí que dejó caer que los niveles de actualización de las generaciones del smartphone suelen ser similares casi siempre.

En el caso del iPhone 6 fueron ligeramente superiores a lo que se estimaba normalmente y, aunque es verdad que tampoco se puede predecir el futuro y habrá que esperar para ver qué sucede, lo cierto es que Cook cree que existen motivos para mantener la esperanza en las ventas del teléfono.

Unas ventas a las que, además de la comunidad de usuarios de la plataforma, hay que sumar la llegada de iOS 10, una herramienta más que colabora a que el iPhone sea una parte fundamental en el modo de vida de sus usuarios, que no están dispuestos a cambiar, sobre todo porque en Apple van a hacer todo el esfuerzo del mundo para que el iPhone sea un elemento indispensable en nuestro día a día.

Al fin y al cabo, el fuerte de la plataforma no es el dispositivo en sí, si no la experiencia de usuario y eso es lo que más anima a ser optimistas, porque eso no va a cambiar.

Vía| MacRumors

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *