11 noviembre 2015 Industria

Apple Cork

En Europa, si hay una sede a la que se asocie con Apple por encima de todas las demás sucursales en el continente, esa es, sin duda, la de Irlanda. No en vano es el cuartel general de la compañía para todo el territorio, beneficiándose de las excepcionales condiciones en materia de impuestos que se estilan en el país.

Y seguramente esas condiciones especiales han tenido mucho que ver en la decisión de Apple de crear mil nuevo puestos de trabajo en sus oficinas irlandesas, localizadas concretamente en la ciudad de Cork.

La agencia principal de inversiones extranjeras, la IDA, cifra en alrededor de 5.000 los trabajadores actuales que los de Cupertino tienen en suelo irlandés y, según la misma fuente, esa cantidad se vería aumentada en esos otros mil nuevos empleados de los que os hablamos en esta noticia.

Y eso a pesar de encontrarse en medio de la controvertida investigación en la que se mira con lupa la legalidad de los beneficios milmillonarios que la compañía de manzana está recogiendo en comparación a los que recogería si se acogiese a las leyes empresariales de Estados Unidos.

Por ejemplo, Apple paga actualmente una tasa de impuestos del 2,5%, bastante alejada de la media del resto de las empresas, que suelen pagar alrededor del 12,5% y a años luz de la que pagaría en EE.UU, donde, dependiendo de su volumen de beneficios, se movería entre el 15 y el 39%.

En Septiembre del año pasado, la Comisión Europea acusó a Apple de recibir ayudas ilegales por parte del estado irlandés en compensación por mantener los puestos de trabajo en la isla y se espera que se llegue a una conclusión acerca de la investigación una vez pasadas las fiestas navideñas. Al menos, así lo ha asegurado el ministro de finanzas local, Michael Noonan.

Vía | Reuters

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *