15 febrero 2017 Hardware

iPhone 8 screen

Puede que el iPhone del décimo aniversario termine no siendo tan radicalmente innovador como a muchos nos gustaría, pero lo que sí que tenemos claro es que va a ser un modelo que va a estrenar un buen número de novedades respecto a la generación actual.

Y una de las que prácticamente podemos dar por sentada es la adopción de la tecnología OLED para sus pantallas, jubilando los paneles LCD. Unta transición que puede resultar complicada y para no correr riesgos de falta de stock cuando salga al mercado, Apple se plantea recurrir a proveedores añadidos como los chinos de BOE Technology Group.

De hecho, se da por sentado que en Cupertino ya llevan probando las pantallas OLED de BOE desde hace ya bastantes meses, aunque tampoco estamos en condiciones de poder asegurar si la compañía acabará siendo un proveedor oficial de la manzana. A día de hoy, las conversaciones entre ambas partes aún no parecen suficientemente maduras para asegurar su contribución en el próximo iPhone, pero sí que podría llegar a tiempo o, en el peor de los casos, estaría en el modelo de 2018.

Y eso que BOE Technology Group es uno de los fabricantes de pantallas más importantes y con mayor volumen de producción de toda China. Recientemente ha hecho una inversión de más de 14.500 millones de dólares para mejorar dos de sus principales factorías de pantallas AMOLED. Gracias a eso, cuando todas sus fábricas estén a su máximo rendimiento, serían capaces de producir más de 1.600 millones de metros cuadrados de material para este tipo de pantallas.

Si al final Apple y BOE terminan por asociarse, estaríamos ante el primer fabricante del país que produce paneles OLED para la manzana. De hecho sería el primero de fuera de Corea del Sur o Japón, cuyas empresas como Samsung, LG, Sharp o Japan Display siguen siendo los principales proveedores del iPhone que viene.

Sin embargo, se rumorea una escasez de pantallas para asumir toda la demanda que tendrá el iPhone del décimo aniversario y que por eso se habría limitado su adopción al modelo tope de gama y de ahí que se estén planteando recurrir a otros socios como sería el caso de BOE.

Vía| Bloomberg

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *