10 diciembre 2015 Opinión

Funda-Smart-Battery-Case

La Smart Battery Case, llamada popularmente funda con batería para iPhone ha sido la gota que ha colmado el vaso acerca de las más que discutibles directrices de diseño de la compañía reflejadas en los últimos productos lanzados.

Parece como si el diseño fuera lo único que interesa al usuario, cuando en el caso de la funda con batería hay un detalle que clama al cielo.

Durante mucho tiempo el iPhone ha sido el blanco de las críticas porque había una descompensación brutal entre lo que teóricamente podías hacer con el iPhone, y el tiempo durante el cual podías hacerlo en base a la batería del terminal. Del problema de querer hacerlo todo a la vez se pasó a los tutoriales y guías de “uso responsable del iPhone”, trucos para que no consumiera tanto, y poco a poco se alcanzó un equilibrio. Y llegado a este punto, Apple empezó a hacer el iPhone más grande, y el aumento de tamaño llevó a una mayor batería y por ende, más autonomía. Maná de los Dioses.

Pero luego Apple se obsesionó con hacer un iPhone anorexico. Lo que se ganó en tamaño de terminal y autonomía de batería, se perdió en esto último por culpa de la delgadez. Y el crecimiento de funciones de las apps y las nuevas posibilidades que brindan el hardware llevaron al iPhone al mismo punto que cuando salió, es decir, si tiene más batería pero más cosas por hacer, tienes lo comido por lo servido.

Y ahora, la solución de Apple es una funda con batería externa. Después de la turtuosa historia de la autonomía del iPhone, va y lanza una funda con batería externa. No podía haber hecho menos delgado el iPhone, no. Tenía que lanzar algo que rompe por completo la finura del terminal, que además, lo seguiría siendo incluso con más grosor. No tiene sentido alguno.

Tim Cook puede escudarse en lo que crea conveniente, pero si cree que no sabemos que Apple tiene en su catálogo modelos y productos para cada tipo de usuario, pero que lanzarse a crear varios modelos de iPhone podría ser absurdo, también sabemos que un grosor extra al iPhone con más y mejor batería hubiera sido lo más normal y todos lo hubiéramos agradecido. Porque por esta misma regla de tres, el próximo iPhone, del grosor de una hoja de papel, tendrá una autonomía de batería inferior a las 2 horas.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *