4 septiembre 2016 Industria

iPhone Didi Chuxing

Pese a que el iPhone 7 está a punto de presentarse en sociedad, sin duda la gran noticia de estos días ha sido la decisión de la Unión Europea de reclamar a Apple el pago de 13.000 millones de Euros en concepto de impuestos no contribuidos en Irlanda.

Y sin en Europa las cosas pintan complicadas para la compañía, otro tanto podría suceder en el gran foco de las ilusiones y (al mismo tiempo) las preocupaciones de Apple: China. El Ministerio de Comercio chino ha abierto una investigación para conocer si la compra de Uber por Parte de Didi Chuxing vulnera alguna de las leyes antimonopolio del país.

Las autoridades chinas habrían decidido abrir esta investigación después de recibir varias quejas cuestionando el proceso de adquisición y si éste cumplía o no con las leyes nacionales sobre la competencia y el monopolio.

Una investigación que ya llevaría un tiempo en marcha y que ya habría dado lugar a varias reuniones entre los responsable ministeriales y los representantes de Didi y de Uber, con la ausencia de un informe previo del tribunal de la competencia acerca de los términos del acuerdo entre ambas. En Didi Chuxing se excusan alegando que los beneficios finales del acuerdo no excedían del mínimo exigido por antimonopolio para necesitar ese informe.

Una estratagema legal que aprovecha los resquicios en las propias leyes antimonopolio chinas y su apenas diferenciación entre el concepto de beneficio y el de volumen de transacción. Así, aunque es cierto que el valor de ese volumen de transacción si excede ese mínimo de sesenta millones de dólares exigidos por ley, no ocurre lo mismo con los beneficios considerados como tales por Uber, que se considera un mero intermediario entre conductores y usuarios y los beneficios en sí no alcanzan esa cifra.

Los expertos no creen que la investigación vaya a afectar en modo alguno al acuerdo entre Uber y Didi Chuxing y solo se busca clarificar el modo de negocio de la plataforma, por lo que Apple al menos puede respirar tranquila en este asunto, después de su inversión millonaria en el servicio y su relación con el Proyecto Titán.

Vía| The Wall Street Journal

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *