30 agosto 2016 Industria

Cook-piensa

La investigación a que Apple esta siendo sometida por parte de la Comisión Europea respeto al posible trato fiscal que Irlanda podría haber ofrecido a Apple ha dado hoy un nuevo paso con algo parecido a una “sentencia”, pero que parece que no pone fin a este asunto.

Bruselas obliga a Irlanda a cobrar 13.000 millones de Euros a Apple más intereses en concepto de impuestos no satisfechos en los últimos años.

La investigación de las autoridades europeas ha determinado que Apple ha estado beneficiándose de un trato fiscal favorable en Irlanda, de forma que pagó mucho menos impuestos, con lo que obtuvo una ventaja significativa en materia de competencia entre los años 2003 y 2014. Como referencia, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager menciona en el informe que en 2014 la compañía de la manzana pagó sólo 50 Euros en impuestos por cada millón de Euros de beneficio. La comisaria ha asegurado que Apple ha estado registrando en Irlanda las ventas correspondientes a Europa, India, Oriente Próximo y África, y anima a otros países de la Unión Europea a reclamar los montantes no satisfechos. En España, en los últimos años, Apple ha declarado pérdidas, a pesar de protagonizar un crecimiento en el número de tiendas propias.

Irlanda -al igual que Apple- ya ha avisado que va a apelar la decisión de la Comisión Europea, y el ministro de Finanzas Irlandés Michael Noonan se ha mostrado frontalmente en contra de la decisión de las autoridades. Noonan defiende la integridad del sistema fiscal del país que representa, y en defensa de la normativa sobre ayudas estatales de la UE. Los asuntos fiscales son competencia de cada país de la Unión, pero la UE interviene en los casos de ayudas ilegales.

Mientras el director financiero de Apple Luca Maestri ha defendido siempre que lo justo a pagar respecto a esta investigación es cero, el CEO de Apple Tim Cook ha repetido a los accionistas de la empresa en diversas ocasiones del impacto que tendría en las arcas el tener que pagar una multa, en base a las cifras que se barajaban hasta el momento, menores que la que finalmente ha determinado la CE.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *