19 junio 2017 Seguridad, Software

La postura de la Comunidad Europea respecto a las políticas de protección de datos y la seguridad de los usuarios es bien diferente a la del Gobierno de los Estados Unidos. Mientras en América, el FBI mantuvo un infructuoso enfrentamiento con Apple para conseguir acceder al iPhone de un terrorista, aquí parece que las autoridades comparten postura con Cupertino.

Así al menos se desprende de la última propuesta del Parlamento Europeo que busca reforzar la protección de los datos privados de los usuarios y prohibir la creación de esas “puertas traseras”, incluso aunque solo fueran utilizadas por las agencias y fuerzas de la Ley.

La propuesta de Ley, parte de la Enmienda 116, incluye además el derecho legal a usar encriptación de usuario a usuario (end to end) y no permitiría a ningún estado miembro prohibir su uso de manera individual.

Cuando se utilice la encriptación de datos en las comunicaciones electrónicas, la descodificación, ingeniería inversa o cualquier tiempo de monitorización de dichas comunicaciones estará totalmente prohibida y los Estados miembros de La Unión no podrán imponer de manera individual ningún tipo de obligaciones a los proveedores que resulten en la disminución de la seguridad y la protección de sus redes y servicios.

data encription

De aprobarse finalmente, propuestas como la del FBI en el citado caso del iPhone del terrorista de San Bernardino serían ilegales en suelo europeo y no solo garantizaría el derecho a este tipo de protección a los usuarios, si no que sería una obligación para proveedores y fabricantes.

Unos proveedores que deberían encargarse de proporcionar la suficiente protección y confidencialidad frente a cualquier tipo de acceso no autorizado a las comunicaciones personales, ni siquiera por parte de las autoridades.

Es cierto que aún queda un largo trecho para que un proyecto de Ley se convierta en algo real y quizás al final la propuesta no acabe siendo refrendada, pero sí es una postura significativa por parte de Europa ante uno de los grandes problemas de nuestros días.

Más Información| Parlamento Europeo (PDF)

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *