31 marzo 2016 Industria

Foxconn compra Sharp

Tras una serie de tiras y aflojas, Foxconn, conocido por ser uno de los principales proveedores de Apple, ha cerrado por fin un acuerdo de compra con el fabricante de productos electrónicos Sharp por un montante final estimado en torno a los 3.500 millones de dólares, que vienen a ser poco más de 3.000 millones de euros.

Un acuerdo que estuvo a punto de no terminar produciéndose ya que Foxconn se echó para atrás en el acuerdo inicial del que os informábamos el pasado Febrero tras descubrir las deudas acumuladas por Sharp y que abarató considerablemente el acuerdo, que por aquel entonces se valoraba en 6.200 millones de dólares.

La compañía nipona llegaba a ese acuerdo inicial con unas deudas bastante elevadas debido a varios procedimientos anteriores que no habían producido los beneficios esperados y que a punto estuvieron de impedir la compra, pero que, tras asumir Foxconn las mismas merced a un abaratamiento de la adquisición en consonancia, se ha llevado por fin a cabo y se espera quede definitivamente formalizado antes de este fin de semana.

Con la compra de Sharp, Foxconn extiende todavía más su presencia en la industria de la electrónica, tanto en su faceta de proveedor como ahora en la de fabricante también, al ser Sharp uno de los encargados de las pantallas LCD que Apple utiliza por ejemplo en sus últimos iPhones o iPads.

De hecho, Foxconn nunca ha ocultado su interés en fabricar ellos mismos sus propias pantallas, una de las piezas claves (y también más costosas) en los smartphones y tablets y que ahora quizás oriente la planta de Sharp a la fabricación de pantallas OLED, el siguiente salto evolutivo de los dispositivos iOS que están por venir.

Vía | The Wall Street Journal

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *