3 marzo 2016 Hardware

iPhone perspectiva

La tecnología OLED es el futuro de las pantallas de las próximas generaciones del iPhone. Una afirmación que resulta quizás evidente, pero que podría acabar llegando a los dispositivos móviles de Apple bastante antes de lo que esperábamos.

Y es que según las últimas informaciones que hemos podido conocer, en Cupertino podrían adelantar la adopción de este tipo de paneles a este mismo 2017, un año antes de lo que se había especulado que sucedería, así que quizás la pantalla OLED podría ser el gran reclamo de la próxima generación del iPhone.

Ya a finales del año pasado, desde Apple habrían empezado a negociar con proveedores como Samsung o LG para que ambos aumentan sus respectivos volúmenes de producción de pantallas OLED para que estuvieran listas para el debut de la generación del iPhone que se lanzase en 2017.

De hecho, el adelanto de la llegada de estas pantallas OLED a los productos de Apple ha supuesto el estancamiento de los contactos entre la compañía y Samsung sobre las pantallas OLED curvas que la empresa de la manzana pensaba terminar utilizando en algún momento, premiando por lo visto una adopción rápida de esta tecnología, buscando seguramente un resurgimiento de las ventas del iPhone, que un salto tecnológico tan notable como hubiera sido ese.

De todas maneras, debido a los costes de producción más elevados que los actuales que supondría la utilización de esta tecnología OLED en las pantallas del iPhone, podría suponer que la adopción de las mismas se limitaría a ese iPhone Pro de tope de gama que hemos conocido recientemente, como una característica más para hacerlo atractivo a ese nicho de usuarios.

Vía | Nikkei

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *