25 mayo 2016 Industria, Opinión

Foxconn Robots

Los relatos de Ciencia-Ficción siempre han funcionado estupendamente como sustrato de la realidad de la sociedad en la que se escriben e incluso, en muchas ocasiones, como prólogo de lo que está por venir. Seguro que a nadie os suena raro ver a robots realizando las más variadas tareas en novelas y películas del género y seguro que también pensáis que será algo que tarde mucho en ocurrir, si es que llega a hacerlo algún día.

Pero como la realidad siempre suele superar a la ficción, Foxconn, probablemente el fabricante más conocido de los que trabajan habitualmente con Apple, ha decidido sustituir a unos 60.000 trabajadores de la plantilla de su factoría de Kunshan, en China por robots.

Hay que empezar diciendo que no es que estemos tampoco ante una noticia nueva en lo que a los planes de desarrollo de Foxconn se refiere. La compañía ya lleva tiempo trabajando para implementar robots en sus factorías. Hace ya un par de años, os poníamos tras la pista de que su CEO, Terry Gou, ya tenía previsto empezar a utilizarlos, sin ir más lejos, en lo que por entonces iba a ser la línea de montaje del iPhone 6.

No tardaron en desdecirse, asegurando que solo supondrían un refuerzo para la plantilla, pero la verdad es que tampoco nos extraña que haya acabado ocurriendo en una industria cada vez más competitiva y, nunca mejor dicho, más deshumanizada. No olvidemos que, aunque sea una inversión inicial para nada barata, los beneficios no tardan en llegar a través de la reducción de los costes laborales de emplear un trabajador.

Por ejemplo, la plantilla en Kushan baja de los 110.000 a los 50.000 operarios humanos y sienta un precedente sobre los beneficios añadidos de esta automatización asegurando que ahora se pueden ofrecer precios más contenidos a sus principales clientes, entre los que se encuentra, como ya hemos dicho Apple.

Esta tendencia parece que no tardará en ser imitada por otras empresas en la zona, lo que resultaría preocupante ya que puede suponer un impacto realmente devastador en la población local, causando un desempleo y una migración forzosa que podría devenir en una crisis cuyas proporciones deberían tenerse muy en cuenta.

Vía | The South China Morning Post

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *