26 enero 2016 Industria

iPhones-todos-web

En cuestión de horas Apple presenta sus resultados financieros correspondientes al primer trimestre de este año fiscal, en una conferencia que hace meses que un número creciente de analistas apuntan a que tendrá un descenso de ventas del iPhone como principal protagonista.

Sin embargo, existe la posibilidad de que Apple tenga un as en la manga que apuntan algunos analistas.

El principal argumento esgrimido para que el iPhone venda menos, es que los actuales iPhone 6s y iPhone 6s Plus no aportan suficientes novedades, o novedades lo suficientemente atractivas, para que el usuario salte de la generación anterior a la actual. Esta teoría empezó a cobrar fuerza en el momento que diferentes fuentes de las cadenas de suministro empezaron a contar a los analistas que los pedidos se habían recortado ante una demanda inferior a la prevista. La traducción, es que si hay menos demanda, es que las ventas serán también menores. Este sería el resultado de una cadena de acontecimientos que hace meses que corre por los medios especializados.

Sin embargo, hay una posibilidad que ya vaticinamos en un pasado reciente. Y es que puede que el hecho de que los pedidos se hayan recortado no tiene porque incidir sobre las ventas. Dicho de otro modo, puede que mientras la distribución del iPhone a minoristas haya sido menor, las ventas hayan subido. ¿Cómo es eso posible? Porque proporcionalmente se hayan vendido más modelos anteriores que los más nuevos. En las últimas horas esta teoría está ganando peso.

Apple tiene en realidad, no uno, sino dos ases en la manga. En primer lugar, basa sus cifras en terminales vendidos, no distribuidos, lo que significa que parte de lo vendido en el último ejercicio podría haber sido distribuido en el anterior. Voilá.  Y en segundo lugar, Apple habla de iPhones vendidos, no cuantos modelos de cada iPhone ha vendido, que en total son 5 modelos y varias configuraciones. Otro voilá.

De nuevo, muchos querrían una caída de ventas del iPhone con las cifras que tiene la compañía, pero ni siquiera Apple puede arriesgarse a decir “nuestro nuevo modelo no se ha vendido tanto como deseábamos” porque esto sería visto por muchos como un fracaso.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *