13 octubre 2015 Hardware

iMac2015End

Aunque a nadie ha pillado por sorpresa y era algo que ya se venía anunciando desde la semana pasada, la noticia del día ha sido la renovación de la gama iMac junto a la presentación de los nuevos Magic Keyboard, Magic Mouse 2 y Magic Trackpad 2. El 4K llega finalmente a la pantalla del iMac de 21.5 pulgadas y todos los iMacs de 27 pulgadas cuentan ahora con pantalla Retina 5K. Los usuarios de un iMac podrán disfrutar también de Force Touch con el nuevo Magic Trackpad y todos estos nuevos accesorios “Magic” incluyen, por fin, una batería recargable.

En principio parece una actualización realmente interesante, con la que Apple ha mantenido además los precios sin subirlos todavía más, probablemente para hacer frente al estancamiento en las ventas en algunos mercados como Europa y Japón como consecuencia de la fortaleza del dólar. Sin embargo, hay algunos detalles que no nos han gustado y existen algunas limitaciones que posiblemente han pasado desapercibidas en un primer momento.

Si echamos un vistazo a las especificaciones del iMac 4K, con un precio de venta en España de 1729 euros, hay algo que nos llama especialmente la atención. Apple ha decidido montar en este nuevo iMac un disco duro de 1TB a 5400 RPM. Lo cierto es que para un equipo por este precio y en 2015, podríamos esperar bastante más. Bien es cierto que existe la opción de montar un Fusion Drive, pero para ello tendremos lógicamente que pagar un extra encareciendo el precio final del equipo.

En cualquier caso, y si finalmente decimos incluir un Fusion Drive en la configuración de nuestro nuevo iMac 4K de 21.5 pulgadas, todavía tenemos más malas noticias. Para reducir costes y que el precio de los nuevos iMacs no se dispare a niveles prohibitivos, el Fusion Drive de 1TB está ahora compuesto por un disco duro de 1TB y un SSD de 24GB, cuanto hasta ahora el Fusion Drive de 1TB contaba con un SSD de 128GB.

Si queremos mantener esos 128GB de SSD la única opción disponible es optar por el Fusion Drive de 2TB. También sigue manteniéndose como opción montar únicamente memoria flash de 256 o 512GB.

Respecto a los nuevos accesorios que acompañan a estos nuevos iMacs, es interesante conocer el nuevo sistema de emparejamiento automático que incluyen. Para ello solo es necesario conectarlos al iMac mediante un cable USB a Lightning, que servirá también para cargar su batería. La carga completa se realizará en unas 2 horas, pero si tenemos una urgencia y nos hemos quedado sin batería estos nuevos accesorios son capaces de ofrecer una hora de autonomía con tan solo 1 minuto de carga. Desde luego no está nada mal y hasta aquí no tenemos ninguna queja.

Un dato que sí deberemos tener en cuenta, no obstante, hace referencia al nuevo Magic Trackpad 2. Es muy posible que hayas podido pensar en comprar uno para actualizar tu Mac, si ya tienes un iMac o un Mac mini. Un detalle que no se te debe pasar por alto es que para funcionar requiere que tu equipo cuente con Bluetooth 4.0, en caso contrario no podrás usarlo. Es importante tener esto en cuenta para no llevarnos una sorpresa al llegar a casa con nuestro nuevo Magic Trackpad 2.

Vía| MacRumors

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *