2 febrero 2017 Hardware, Industria, Opinión

iPadPro-publi-web

Al margen de los rumores que aparecen y desaparecen con frecuencia cuando hablamos de renovación de productos, hay algunas pautas que se cumplen cuando estamos cerca de que Apple lance al mercado algo que, o bien actualiza lo anterior, o bien lo sustituye.

En esta ocasión, los astros parecen confabularse y podían coincidir varios aspectos respecto al catálogo de la compañía, con los iPad como protagonistas.

Los retailers como grandes superfícies, así como los premium resellers, que son los distribuidores autorizados, disponen de muy pocos caminos para hacerse con productos Apple para vender. Estos últimos por lo general pueden comprar a mayoristas o a Apple, y suelen hacerlo en cantidades pequeñas, a menos que se trate de una cadena con varios establecimientos, que en cuyo caso los pedidos son, obviamente, en grandes cantidades. Es precisamente aquí donde parece ser que es algo complicado hacerse con volúmenes considerablemente grandes de iPad Air 2 e iPad mini, por lo que en breve esta situación podría traducirse en escasez de unidades, algo que en última instancia podría afectar en menor medida a las propias tiendas de Apple, tanto físicas como la online.

Esta situación coincide este año, después de haber dejado atrás una temporada navideña ideal para hacer limpieza de stock, en que estamos a las puertas de la ya casi tradicional renovación de parte de la gama de portátiles de la marca. Cada primavera, tenemos nuevos portátiles, y a menudo, mejoran las características de los modelos presentados antes de que finalizase el año anterior.

La relación que hay entre el iPad y los ordenadores portátiles, es que la línea que los separa como productos es cada vez más fina y difusa, y no son pocos los que aseguran que las tablets terminarán comiéndose los ordenadores. Si a esto le sumamos los rumores sobre nuevos iPad de mayor tamaño, y la casi evidencia de que el MacBook Air tiene los días contados al carecer de sentido, parece que tenemos un esbozo de lo que está por venir. El cómo Apple promociona el iPad -en la imagen- no es casualidad.

Hay que tener en cuenta que ahora mismo, Apple tiene 3 modelos de portátiles con 3 tamaños de pantalla diferentes, pero el MacBook Air tiene un único modelo de 13″, después de que en octubre la compañía jubilase al modelo de 11″. El Pro se mantiene en 13 y 15 pulgadas, mientras que el MacBook supone harina de otro costal en todos los aspectos. Al final, dos modelos de portátil con 3 tamaños de pantalla diferentes. Exactamente lo mismo que en el caso de los iPad, siempre y cuando se cumplan los vaticinios.

Estos vaticinios, aparte de los rumores, hablan de que todo esto implicaría que en el camino, podrían quedarse algunos modelos de iPad, como los mini, ya que el crecimiento en pantalla de los iPhone los ha relegado a un limbo del que es difícil salir, más si tenemos en cuenta que el iPhone de mayor tamaño cabe en muchos bolsillos, pero el iPad mini, por muy mini que sea, no. Además tenemos el caso de los iPad Air 2, que algunos tampoco le ven ya demasiado sentido, aunque no son pocos los que aseguran que su tamaño de pantalla es el ideal porque no es ni el tanto ni el tan poco. Y sin embargo, es el único modelo que está “solo” (frente a dos modelos de iPad Pro y dos modelos de iPad mini) y sin demasiadas opciones de configuración.

Atención a esta primavera porque sería la primera vez que un producto “aparta” del catálogo a otro -aunque algo así jamás se reconocería-, y podría marcar el camino que Apple pretendería seguir en los próximos años. Una transición que nos traerá portátiles con pantalla táctil, o tablets con teclado. O ambos, e incluso a la vez, y con apenas conexiones físicas.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *