25 septiembre 2017 Industria, iOS

Captura de pantalla 2017-09-25 a las 14.34.28

Resulta curioso que la Keynote más esperada de los últimos años no haya dado como resultado que sus productos sean los más vendidos en consonancia. Sí, es cierto que el dispositivo estrella del 12 de Septiembre, el iPhone X, aún no está a la venta, pero sí que lo están tanto el iPhone 8 como el iPhone 8 Plus y las cifras no parecen ser tan ideales como se esperaban.

De hecho, la adopción de ambos modelos durante su primer fin de semana en el mercado, un indicativo habitual para testar la salud de los nuevos lanzamientos, arroja resultados bastante por debajo de las generaciones precedentes, a pesar de las más que interesantes novedades que ofrecen.

ventas iPhone 8

Desde que ambos modelos legaran a las tiendas el pasado viernes, se han hecho con aproximadamente un 0,7% del mercado global del iPhone, el porcentaje más bajo desde el iPhone 5s de 2013, una actualización que ni mucho menos había despertado tantas expectativas como la nueva generación. La buena noticia surge, sin embargo, si dividimos individualmente las ventas entre ambos, ya que el iPhone 8 Plus por si solo se convierte en la versión Plus más exitosa, con un 0,4% de cuota de mercado y una expectativas de mayor crecimiento aún.

¿A qué se debe estas ventas a la baja?

Hay que empezar aclarando que las cifras que manejamos no son las cifras oficiales de ventas del iPhone 8 o del iPhone 8 Plus, si nos las derivadas del uso en ambos dispositivos de alguna de las apps registradas en el SDK de Localytics, pero teniendo en cuenta de que son más de 37.000, suponen un indicativo bastante aproximado de la realidad.

ventas iPhone 8_1

Dicho esto, parece que la culpa de esta tendencia no la tienen los modelos afectados, si no más bien el deseado iPhone X. Muchos de los potenciales clientes, gente que está esperando para renovar su iPhone o estrenarse en la plataforma de la manzana, ha preferido esperar a Noviembre y hacerse con el dispositivo conmemorativo del décimo aniversario.

Apple ha apostado fuerte por el iPhone X, dotándolo de un diseño atractivo, una impresionante pantalla OLED que ocupa toda la parte frontal o el sistema Face ID, así que tampoco debería extrañarnos que el usuario haya optado por hacer lo mismo y los que paguen el pato sean el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus.

Vía| Localytics

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *