17 noviembre 2014 Hardware

Apple-A8X

Los principales fabricantes de procesadores no son capaces de alcanzar el ritmo que está marcando Apple en el segmento de los procesadores, algo que se ha hecho más patente todavía con la salida del chip A8X incluido en el nuevo iPad Air 2; este ritmo les está ocasionando miles de millones en pérdidas en cada ejercicio.

Intel, Qualcomm, Samsung y Nvidia tiene varios talones de Aquiles que les impide alcanzar el frenético ritmo que está imponiendo Apple en la industria, mientras que la compañía de Cupertino juega con ciertas ventajas que la competencia no puede ni soñar.

Básicamente lo que está ocurriendo es que en cualquier fracaso de cualquier producto que ha intentado sin éxito competir con el iPad, encontramos al procesador como componente que si bien a nivel individual puede ser mas o menos potente -que tampoco es el caso- cuando lo incluimos como parte de un todo queda muy por debajo de lo que ha lanzado Apple.

Hasta el momento hemos visto dos posibilidades. Una, que es cuando Apple lanza un procesador que la competencia no puede ni siquiera igualar, y otra, cuando Apple supera a la competencia y a su más reciente tecnología. No hace falta echar la vista muy atrás para recordar cuantos productos se han lanzado desde que el iPad existe, y cuantos se han quedado en el camino. Y es el fracaso de estos productos lo que arrastra a los procesadores y a sus fabricantes, y de hecho, poco a poco algunas marcas antaño punteras van abandonando el mundo de las tablets.

Los motivos sobre lo que está ocurriendo se centran en que Apple depende cada vez menos de compañías de terceros y el hecho de que todo quede en casa le permite agilizar muchísimo tramites clave, como la reinversión de parte de los beneficios (beneficios muy elevados, por otra parte) en seguir mejorando su tecnología, además de la ya popular fórmula de fabricar un hardware en concreto y para un software en concreto, y también la posibilidad de poder adaptar tecnología de otros a sus propias necesidades, hasta el punto de moldear y customizar el hardware que, puesto en un todo, sacan a la luz un producto difícil de batir.

Las cosas han llegado hasta el punto de que el chip A8X es equiparable y proporcionalmente comparable a lo que rinde un procesador de ordenador, por lo que parece que el futuro apunta que en unos 2 años podríamos ver procesadores de Apple en los Mac, lo que significaría que todo producto Apple lleva en sus entrañas un procesador Apple.

Vía | Appleinsider

 

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *