8 octubre 2015 Opinión

Jonathan Ive Vanity Fair

Esta semana se ha cumplido el cuarto aniversario del fallecimiento de Steve Jobs, una figura clave (si no la que más) para entender todo lo relacionado con la compañía de la manzana y han sido varias las personalidades que han recordado u homenajeado al Co-fundador de Apple en varios lugares y formatos.

Si el otro día os mostrábamos el emotivo mensaje que su sucesor al frente de la empresa, Tim Cook, enviaba a todos sus empleados, hoy os traemos las declaraciones de otro de los personajes relevantes de Apple, su máximo responsable en matera de diseño, Jony Ive, que ha hablado de Jobs en una distendida charla con el director J.J Abrams y el productor Brian Grazer.

En el marco del Vanity Fair New Establishment Summit, los tres formaron parte de un coloquio titulado “Changing Worlds, Inventing Worlds” (“Cambiando mundos, Inventando mundos”), Ive tuvo tiempo para echar la vista atrás y recordar lo que más le marcó del desaparecido CEO de Apple.

Entre la multitud de recuerdos que se apelotonaron en su cabeza cuando Jobs falleció, Ive destaca, pese a la increíble complejidad de sus cualidades que todo el mundo da por hecho, en estos cuatro años en los que lleva trabajando en su ausencia, en sus propias palabras, se ha limitado a quedarse con su propio recuerdo.

Ive destaca el empecinamiento que tenía en intentar crear algo que fuera bonito y grandioso a la vez. Y que además fuera algo sencillo. No había en realidad una gran estrategia para ganar, ni siquiera una agenda excesivamente complicada, solo una simplicidad que rozaba la ingenuidad infantil en cuanto a pureza y sinceridad.

Recuerda que no conoció jamás a nadie que estuviera tan feliz por todo lo que hacía y aprovechó para tirar una piedrecita en el tema de moda, las películas sobre Steve Jobs, dejando caer que no han sabido trasladar la personalidad del icónico CEO de la manzana a la pantalla, obviando cualidades tan destacadas como su sentido de responsabilidad cívica a la hora de crear algo que contribuyera a mejorar el mundo en el que vivimos, coincidiendo con el punto de vista de los más allegados a Jobs, como ya hemos podido ver.

En cuanto a su papel como Jefe de Diseño de Apple, asegura que es una decisión que ya debería haber tomado hace tiempo y asegura que cada día se siente más creativo y capaz de asumir todas las futuras iniciativas de la compañía.

Vía| Vanity Fair

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *