19 mayo 2015 Industria

Samsung-Apple

A pesar de que ya hay sentencia, al no ser esta en firme puede cambiar; y ya lo ha hecho en más de una ocasión. Ahora, cambia de nuevo.

El montante que Samsung debe pagar a Apple por violación de patentes se ha reducido otra vez, en este caso porque una revisión del caso apunta a que el fabricante de Corea del Sur no violó la “imagen comercial” de la empresa de Cupertino, porque el concepto visual de “teléfono” no es propiedad de Apple.

Vaya por delante que esa es una pequeña parte de la historia que ya os anticipamos en este artículo. Posteriormente, las demandas de ambas empresas fueron troceadas en varios frentes judiciales, y si bien hay acuerdos entre ambas empresas con los que ambas empresas se comprometen a abandonar las trifulcas de este tipo, tanto dentro como fuera de Estados Unidos, los litigios ya finalizados y sentenciados siguen su curso normal, más si se trata como es el caso, de una sentencia recurrible y revisable.

La Corte de Apelaciones del Circuito Federal de Estados Unidos ha revertido parcialmente el veredicto acerca de la violación de patentes del iPhone; de los 930 millones de dólares, Samsung deberá pagar casi com total seguridad un total de 382 millones de dólares.

La institución ha resuelto que la Coreana efectivamente violó las patentes de Apple, pero no la “imagen comercial”, término jurídico que determina la forma en la que un producto se presenta. Esto es, que dan la razón a Apple en cuanto a la violación de patentes, pero no respecto a la apariencia similar al iPhone que tienen los Samsung, ya que en realidad todos los teléfonos se parecen visualmente entre sí, salvando los detalles. La parte que Samsung deberá pagar a Apple es ahora en concepto de “dilución de imagen comercial”, ya que los Samsung, a pesar de ser visualmente similares a cualquier teléfono, son a su vez muy similares visualmente hablando a los iPhone.

El asunto de la imagen comercial debe ser examinada por un tribunal inferior, que decidirá si esta parte de la demanda es reducida todavía más o bien es rechazada por completo. En el peor de los casos, Apple cobraría aproximadamente la mitad de lo estipulado en un primer momento, entre los 900 y los 1000 millones de dólares.

Vía | Reuters9to5Mac

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Samsung insiste en recurrir una sentencia fallada a favor de Apple 19 junio 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *