29 diciembre 2016 Hardware, Industria

iPhone 7 vs Samsung Galaxy

Las últimas actualizaciones de sus productos estrella no han sido tan satisfactorias para Apple como seguramente esperaban y hubieran deseado. El MacBook Pro con Touch Bar, pilar de la revolución de la plataforma Mac fue recibido con tibieza y críticas y ni siquiera el iPhone ha resultado inmune a las reticencias de los usuarios, que quizás esperaban más de lo que la compañía de la manzana terminó ofreciendo.

Y un buen ejemplo lo tenemos en la situación de Samsung, cuyo desastre con el Galaxy Note 7 auguraba una crisis de la que Apple se iba seguramente a beneficiar estas Navidades, pero que al final no ha sido para tanto, en parte, por la ausencia de elementos llamativos en el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus que animasen a abandonar a la marca coreana en favor de Apple.

Stephen Baker, analista especializado en Hardware de The Wall Street Journal, se ha fijado en los resultados de las ventas en esta campaña de Navidad de Apple y de Samsung y ha llegado a la conclusión de que pese a la mala publicidad de lo sucedido con el Galaxy Note 7, la ausencia de características “rompedoras” en el iPhone 7 han ayudado a que los usuarios de Samsung descontentos con el Note 7 hayan optado por otros smartphones de alta gama de la marca en lugar de por la propuesta de Apple.

Baker afirma que muchos de los que tenían pensado comprar el Note 7 han terminado decidiéndose por otro modelo de la compañía en lugar de otros Android de similares características e incluso del iPhone 7, quizás no tan atractivo como para dar el salto a iOS.

Y eso lo saben ya en Cupertino, no por nada declinaron ofrecer cifras de ventas durante el primer fin de semana de la nueva generación en el mercado, afirmando que no eran datos representativos de la realidad, pero lo que dejan claro es por dónde están yendo los tiros.

En resumen, los expertos coinciden en que ambas compañías han cometido errores de planificación de sus nuevos productos y eso les ha costado caro en términos de ventas, dato llamativo especialmente para Apple, que no ha conseguido captar a los usuarios descontentos con un smartphone con el suficiente punch como para convencer a clientes potenciales y no sólo a habituales de la marca.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *