11 octubre 2016 Hardware

Galaxy Note 7 anuncio

Al final se ha impuesto la decisión más lógica y Samsung ha decidido dar por finalizada la producción del Galaxy Note 7, al mostrarse incapaz de hacer frente a los problemas de la batería del terminal, que había provocado que varias unidades se incendiasen espontáneamente debido al sobrecalentamiento de la misma.

Tras varias intentonas de parchear el problema desde su lanzamiento, con la compañía coreana sustituyendo cada unidad defectuosa por otra de reemplazo que tampoco estaba exenta del riesgo de combustión, ya que este se había revelado como algo endémico, los coreanos han tirado la toalla y anuncian oficialmente que abandonan su fabricación.

En las últimas horas del día de ayer, Samsung ya había decidido suspender la venta tanto de la serie original como de los ejemplares de reemplazo, pidiendo a sus poseedores que los apagasen y no los utilizasen mientras investigaban el alcance del problema. Un alcance que parece escapar de las posibilidades de reparación si al final han tenido que tomar esta decisión sin precedentes.

“Para garantizar la seguridad de nuestros consumidores, hemos parado las ventas y los reemplazos de Samsung Galaxy Note7 y consecuentemente hemos decidido parar la producción permanentemente.”

Así de escueta, pero también de contundente, se mostraba la nota de prensa oficial de Samsung, en la que no entran en detalle acerca de cuales han sido los resultados de la investigación, por lo que desconocemos también si algún día llegaremos a saber los motivos que desembocaron en un fallo de producción tan grave como el del Galaxy Note7.

Hay, sin embargo quien ya se ha aventurado a achacar el tema a un desequilibrio entre las necesidades de funcionamiento del dispositivo y la batería elegida para alimentarlo, algo a resolver por los coreanos en la siguiente generación que elijan para paliar cuanto antes el fiasco que ha supuesto a todos los niveles este caso.

De todas maneras, el daño ya está hecho y la imagen mundial de Samsung ha caído en picado, solo hace falta echar un vistazo a la caída del 8% que han experimentado sus acciones en apenas unas horas o a situaciones como que en determinados vuelos se recomendase apagar del todo los móviles, sobre todo si eran un Galaxy Note7.

Vía | The Wall Street Journal

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *