1 septiembre 2016 Industria

Comisión Europea

La semana pasada, la Unión Europea decididía imponer a Apple el pago de 13.000 millones de euros en concepto de impuestos atrasados en Irlanda. La comisaria europea de Competencia de la Unión, Margrethe Vestager, avaló dicha decisión al considerar que la tasa de impuestos de la compañía en el país no era justo.

Apple no tardó en pronunciarse al respecto, explicando la posición de la empresa y hoy, en una entrevista a varios medios irlandeses ampliaba aún más el malestar de la compañía y el suyo propia, llegando a calificar la resolución de la Unión Europea como “auténtica basura política”.

Según el CEO de la manzana, es posible que también hayan influido ciertos prejuicios antiestadounidenses y ha dejado caer la posibilidad de impulsar el pago de impuestos de la empresa mediante la repatriación de varios miles de millones de dólares en beneficios a Estados Unidos el próximo año.

Cook no da credibilidad a las cifras de la UE, la mayor sanción anticompetencia impuesta a una compañía por la UE, insistiendo que carece e base legal o real, que nadie ha hecho nada malo en Irlanda e instando a todos a permanecer unidos ante el acoso inaceptable que tanto Apple como Irlanda están sufriendo, peleando para apelar la decisión mano a mano.

Volviendo al prejuicio contra las multinacionales de Estados Unidos, Cook considera que Apple ha sido un blanco aquí y que el sentimiento antiamericano les ha terminado convirtiendo en un objetivo. Es más una especie de lección a los EE.UU que una verdadera sentencia favorable a la economía europea.

Para finalizar la entrevista con un buen sabor de boca, Cook se mostró muy confiando en que su apelación tendría éxito y añadió que Apple seguía comprometido con la ampliación de sus operaciones en Irlanda a pesar de la decisión de la UE.

Vía | RTE

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *