4 de Abril: el día en el que el Mac renació de sus cenizas.

4 de Abril: el día en el que el Mac renació de sus cenizas.

Escrito por: Carlos Villar    4 abril 2022     3 minutos

Tal día como hoy, hace cnco años, Apple dio un giro de 180 grados en la política respecto a su gama de ordenadores que los rescató del olvido y los devolvió a los altares. ¿Qué fue lo que pasó?

Quizás muchos de los que estéis leyendo ahora este artículo no sabréis a qué me refiero. Y en cierto modo es normal. A día de hoy, con el lanzamiento del Mac Studio o con el éxito de los procesadores M1, a nadie se le ocurre dudar que la gama Mac de Apple no goza de buena salud, pero no estamos hablando de hoy, si no de otro 4 de Abril. Más concretamente del 4 de Abril de 2017.

Cinco años atrás, el panorama era bien distinto y mucho menos alentador. El iMac, el MacBook Air o el Mac mini, lejos de despertar curiosidad y abrir titulares, languidecían en la tienda sin haber recibido actualizaciones desde hacía años y el máximo exponente de la línea, el todopoderoso Mac Pro, llevaba tres años sin ofrecer más que chistes sobre su aspecto de cenicero o de papelera. Sin embargo, tal día como hoy todo cambió y cambió a mejor. Y lo hizo con un pequeño gran gesto.

Tal y como recuerdan en MacRumors, los usuarios acérrimos de la marca empezaban ya a cuestionarse si el Mac tenía futuro. El iPhone, el iPad y todo el ecosistema que por aquel entoces rodeaba al concepto de Era Post PC parecían haber condenado al ordenador tradicional y al que antes había sido el caballo de batalla de Apple en el mercado. La gente se preguntaba seriamente si la compañía dejaría morir al Mac o lo relegaría a un papel simbólico, por aquello del glorioso pasado.

Pero entonces sucedió algo inesperado. Apple convocó a un pequeño grupo de periodistas especializados para ese pequeño e inusual gesto que lo cambió todo. Más bien fueron dos pequeños gestos: una disculpa y una promesa.

Dos de los hombres que están llamados a ser los sucesores del actual CEO, Tim Cook, anunciaron que el Mac seguía vivo y que la empresa estaba seriamente comprometida con la línea de ordenadores como el primer día, especialmente en lo que al olvidado Mac Pro se refería y con cuyos usuarios se disculparon pública y siceramente. Nos referimos a Craig Federighi, jefe del departamento de Ingeniería de Software y a Phil Schiller, que por aquel entonces ejercía de máximo responsable del marketing de la manzana. Ellos, junto al jefe del departamento de Hardware, John Ternus, llegaron al punto de especificar que los próximos lanzamientos de Apple serían un nuevo iMac tope de gama, un nuevo monitor profesional y un Mac Pro completamente rediseñado que traería de vuelta el concepto modular.

Y así fue. No solo cumplieron esas tres promesas, si no que de aquel compromiso surgieron mejoras que la comunidad pedía a gritos, como la solución al problema con el teclado mariposa, el aumento de los puertos en los portátiles y, con el tiempo, la transición a los chips de fabricción propia y a ese resurgimento que ha vuelto a colocar a los Mac en la cúspide de la que jamás debieron apearse, por mucho que los dispositivos iOS triunfaran como triunfaron.

Y este 4 de Abril de 2022 no sería posible sin aquel otro 4 de Abril de 2017. No sé si estará a la altura en la Historia de la compañía del regreso de Steve Jobs, de la presentación del iPod o de aquel bombazo que fue el primer iPhone, pero si no lo está, poco le falta.


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.