La alternativa de Samsung a Face ID en el nuevo Galaxy S9 plantea serias dudas sobre su seguridad

La alternativa de Samsung a Face ID en el nuevo Galaxy S9 plantea serias dudas sobre su seguridad

Escrito por: Javier Cantagalli   @cantagalli    2 marzo 2018     2 Comentarios     3 minutos

La obsesión de los fabricantes por ofrecer una alternativa a Face ID puede estar poniendo en riesgo la seguridad de la información de sus usuarios.

Cuando Apple presenta cualquier innovación en una nueva generación del iPhone ya sabemos que Samsung nunca quiere quedarse atrás y trata de presentar cuanto antes su propia alternativa. Esto viene pasando desde el lanzamiento del primer Galaxy S, la respuesta de Samsung al iPhone, y seguirá pasando probablemente en el futuro durante mucho más tiempo.

Con el iPhone X, para sorpresa de muchos, Apple dio un nuevo salto adelante en los sistemas de autenticación del usuario en dispositivos móviles cargándose de un plumazo Touch ID, un sistema que contaba con el respaldo mayoritario de los usuarios, apostando decididamente por el nuevo Face ID y marcando el camino de la compañía durante los próximos años.

Esta nueva estrategia no solo pilló por sorpresa incluso a sus propios usuarios, sino también a la competencia. El reconocimiento facial ha ido ganando cada vez más relevancia y algunos fabricantes Android han comenzado ya a presentar sus alternativas, el último de ellos ha sido el gigante coreano Samsung con su nuevo Samsung Galaxy S9.

Intelligent Scan

La alternativa de Samsung a Face ID se llama Intelligent Scan (Escaneo inteligente) y pretende solventar las limitaciones en algunas condiciones de iluminación del escáner de iris -que ya incluía el Galaxy S8- apoyándose en el reconocimiento facial con la cámara frontal del dispositivo. Esta decisión, sin embargo, plantea algunas serias dudas sobre la seguridad.

Intelligent Scan en el Galaxy S9 emplea el reconocimiento facial como primer método de autenticación, seguido del escáner de iris si el primero falla. Si aún así el sistema no es capaz de autenticar al usuario entonces emplea una combinación de los resultados obtenidos por los dos métodos anteriores.

Esto significa que aunque el sistema va a ser capaz de desbloquear el dispositivo en condiciones de iluminación en las que el Galaxy S8 no era capaz de lograrlo, el hecho de confiar inicialmente en el reconocimiento facial con la cámara frontal puede suponer un riesgo para la seguridad de toda la información guardada en el dispositivo.

Mientras Face ID emplea la cámara TrueDepth para crear un mapa 3D del rostro en base a 30 mil puntos que se proyectan en nuestra cara, Samsung asegura haber mejorado el algoritmo empleado; pero al fin y al cabo la información inicial con la que cuenta es una captura de nuestra cara con la cámara frontal.

Una prueba clara de que ni siquiera en Samsung confían mucho en su nuevo sistema de autenticación Intelligent Scan, es que cuando se usan aplicaciones como Samsung Pass -el equivalente al llavero de iCloud- se requiere la autenticación por iris o una combinación de iris y rostro, nunca se acepta únicamente la autenticación por rostro como sí ocurre para desbloquear el dispositivo.

Con Samsung Pay, por ejemplo, ocurre algo parecido. El reconocimiento facial queda completamente descartado y se requiere la autenticación con el escáner de iris, el PIN o la huella digital.

El popular analista de KGI Securities, Ming-Chi Kuo, ya aseguraba poco después del lanzamiento del iPhone X que Face ID y la cámara TrueDepth le daban a Apple una ventaja competitiva de más de dos años. Lo realmente grave, sin embargo, es que los fabricantes de Android puedan poner en riesgo la seguridad de la información que sus usuarios guardan en sus dispositivos con tal de ofrecer un sistema de autenticación similar a Face ID, cuando perfectamente podrían seguir empleando el lector de huellas digitales cuya fiabilidad está ya contrastada.

Vía| AppleInsider


2 comentarios

  1. Pedro dice:

    Decepcionado con la batería, como siempre, se han quedado cortos, estaba esperando esta salida para decidirme, al final voy a ir a por el Blackview S6, pantalla 18:9 y una batería de 4180mAh.

    • Javier Cantagalli dice:

      Hola Pedro

      Hay que tener en cuenta también el consumo de los componentes que integra (procesador, pantalla…etc). No te fijes solo en los mAh de la batería. Hasta que no salga a la venta y se publiquen algunas pruebas y opiniones de la gente que lo tenga no puedes saber si se va a quedar corto o no de batería. Los nuevos procesadores, en principio, deberían ser más eficientes.

      Un saludo

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.