Cómo usar Face ID sin tener que quitarte la mascarilla

Cómo usar Face ID sin tener que quitarte la mascarilla

Escrito por: Carlos Villar    10 abril 2020     2 minutos

Ahora que vamos a necesitar usar mascarilla, vamos a explicar cómo podemos desbloquear nuestro iPhone con Face ID sin tener que quitárnosla.

La pandemia del COVID-19, o del Coronavirus, si se prefiere, ha cambiado radicalmente nuestro estilo de vida. Nuestro día a día es completamente diferente de un mes a esta parte y como muestra de ello, el uso cada vez más generalizado de las mascarillas. Llevar una puesta es algo común en Japón y otros países asiáticos, pero para nada en la sociedad occidental. Sin embargo, ahora no sólo es recomendable, si no que es prácticamente obligatorio.

Y como parece que la cosa va para largo, quizás algún poseedor de un iPhone con Face ID se haya dado cuenta ya que no es posible desbloquear el terminal si llevamos la mascarilla puesta. Puede parecer una tontería porque siempre nos queda el recurso de teclear la contraseña, pero ¿qué sucede si necesitamos desbloquear nuestro iPhone y estamos usando forzosamente un equipo de protección? Pues no está de más saber que vamos a poder hacerlo.

La gente de 9to5Mac ha desarrollado un tutorial basado en las experiencias del Xuanwu Lab de Tencent en el que explican con detalle cómo configurar el sensor biométrico de las últimas generaciones del iPhone para que pueda funcionar aunque llevemos puesta una mascarilla.

Hay que tener en cuenta que Face ID ha sido diseñado para trabajar con los ojos, la nariz y la boca visibles, así que aunque esta configuración funcione, conviene decir que quizás no lo haga en todas las ocasiones en las que intentemos desbloquear el dispositivo.

Aclarado esto, empezamos:

Face Id Mascarilla 2

Desde la app de Configuración, abrimos el apartado Face ID y Código y seleccionamos resetear Face ID o bien una nueva configuración alternativa y cuando el iPhone empiece a crear el nuevo perfil, nos tapamos media cara con la mascarilla, como se ve en las imágenes sobre este párrafo. Conviene cubrir sólo la punta de la nariz, sin pasarnos, para que el sistema no nos de error.

Si aún así iOS nos dice que la cara está tapada, iremos alejando muy poco a poco la mascarilla del centro de la cara hasta que aparezca el indicador de que movamos la cabeza hasta completar la circunferencia. Luego repetiremos exactamente el mismo proceso una segunda vez, cubriendo la misma parte de la cara, hasta que Face ID confirme que ya se ha configurado.

Ahora, si todo ha ido bien, nos podremos poner la mascarilla y comprobar si podemos desbloquear nuestro iPhone. Como decimos, no lo conseguiremos el 100% de las veces, pero debería funcionar la mayoría de ellas.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.