¿Están seguros nuestros datos en el Servicio Técnico de Apple? El caso del empleado que robó fotos íntimas a una cliente

¿Están seguros nuestros datos en el Servicio Técnico de Apple? El caso del empleado que robó fotos íntimas a una cliente

Escrito por: Carlos Villar    16 noviembre 2019     3 minutos

La noticia de que un técnico de Apple se había enviado a sí mismo una foto personal de una usuaria que había llevado su iPhone a reparar pone en duda la seguridad de nuestros datos en manos de supuesto personal de confianza.

Cuando enviamos nuestro iPhone, nuestro iPad o nuestro Mac al Servicio Técnico de Apple, establecemos dos contratos: uno, el evidente que nos extiende la compañía y que engloba los aspectos típicos respecto a las condiciones de garantía y demás tecnicismos y otro extraoficial en el que depositamos nuestra confianza en los encargados de reparar nuestro dispositivo, esperando que nuestros datos privados sigan siéndolo y no se acceda a ellos de manera indebida.

Pero ¿Es realmente confiable este supuesto? ¿Están realmente seguros nuestros datos en manos de los técnicos de Apple? Un reciente caso en el que uno de ellos descargó una foto muy personal de una usuaria mientras reparaba su iPhone despierta unas dudas nada descabelladas acerca de la seguridad y privacidad en estas situaciones.

Gloria Fuentes es una residente de la localidad californiana de Bakersfield que la semana pasada llevó su iPhone a que le reparasen un problema con la pantalla. Como es aconsejable en estos casos, Fuentes borró toda la información personal que almacenaba en el teléfono, como datos bancarios, etc, pero precisamente al adelantarse por sorpresa su cita con el SAT, no tuvo tiempo para eliminar también todas sus fotos.

Esto debería ser un aspecto sin importancia, ya que no entregamos nuestro dispositivo a un grupo de Hackers, si no a un Servicio Técnico Oficial, por lo que se da por hecho que se limitarán a realizar su trabajo con los mínimos diagnósticos necesarios para comprobar su correcto funcionamiento y no a espiar su contenido.

Pero, desafortunadamente, no sucedió así. Al llegar a casa con su iPhone reparado, Fuentes descubrió que alguien había enviado un mensaje desde el mismo a un número desconocido. Un mensaje que incluía una foto muy personal que la mujer se había sacado para su novio.

Sat Privacidad

El responsable había sido el mismo técnico encargado de reparar el smartphone y que recordaba que le había pedido la contraseña hasta en un par de ocasiones mientras se suponía que estaba sustituyendo la pantalla. Pero en realidad, el individuo en cuestión había estado fisgando en las fotos de Fuentes y se había enviado a sí mismo esa foto subida de tono, un mensaje que incluía además la localización de la usuaria, por lo que también conocería dónde vivía.

Nada más ser consciente de la situación, Apple lanzó una investigación interna que acabó con el despido del empleado por haber violado las normas de estricta privacidad de la compañía. Pero aún así, situaciones como estas abren un debate acerca de los riesgos que se corren poniendo información sensible en manos de desconocidos y qué debieran hacer Apple y otras empresas del sector para evitarlos.

¿Que habría pasado si Gloria Fuentes no se hubiera dado cuenta de que habían enviado la foto? ¿O si el técnico hubiera empleado un método menos evidente?


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.