Face ID frente a Touch ID ¿Cuál es mejor para el iPhone del futuro?

Face ID frente a Touch ID ¿Cuál es mejor para el iPhone del futuro?

Escrito por: Carlos Villar    17 septiembre 2021     3 minutos

Sensor de huellas frente a detector facial. El nuevo iPad mini plantea un dilema muy interesante sobre la seguridad de los futuros dispositivos de Apple.

Una de las sorpresas más agradables que me llevé durante el pasado evento California Streaming, mucho más aún que el propio iPhone 13, fue la nueva generación del iPad mini. A diferencia de los nuevos iPhone o incluso del nuevo iPad de entrada de gama, que son básicamente una puesta al día de sus respectivos predecesores, el pequeño de los tablets de Apple parece un nuevo dispositivo en sí mismo.

Vale, se parece al iPad Air, pero a mí me ilusionó como si fuera un modelo totalmente nuevo. Y me gustó mucho por la decisión de optar por un sensor Touch ID como elemento de seguridad biométrica (igual que el citado iPad Air) integrado en el botón de inicio en lugar del Face ID de la gama smartphone. Todo esto me ha hecho preguntarme si no sería mejor utilizar ese mismo concepto en los iPhone venideros.

Desde el impacto que supuso su presentación en el icónico y rompedor iPhone‌ X allá por el 2017, Apple ha optado por el reconocimiento facial en todos los iPhone de alta gama. De hecho, a día de hoy solo carece de ese sistema el iPhone SE. Es una tecnología muy llamativa y se ha demostrado como realmente segura, pero a mí nunca me ha conquistado del todo. La culpa la tiene el dicho notch. Con esa obsesión con el diseño prístino de la que presume Apple y la búsqueda de un modelo «todo pantalla» que siempre ha sido el sueño desde que aún vivía Steve Jobs, el tijeretazo del notch rompe todo el equilibrio.

Sin embargo, llega el iPad Air y ahora el iPad mini y en Cupertino ofrecen la solución de implementar el también preciso y fiable sensor de huellas dactilares en el botón superior. Que desaparezca de la parte frontal permite un mayor equilibrio de proporciones de la pantalla respecto al resto del dispositivo. Casi parece que es todo pantalla. Es cierto, la cámara delantera aún sigue ahí, sigue habiendo marcos, pero comparad un iPad mini con un iPhone con notch. No hay color. Y con los ingenieros que hay en Apple, reducir marcos y disimular cámaras frontales es como coser y cantar.

También es cierto que a estas alturas resulta complicado que la compañía abandone una tecnología que funciona y que ha costado mucho dinero en inversión y desarrollo, pero aún existe una tercera vía a explorar en futuras generaciones: la combinación de ambas propuestas. Porque no todo es estética. Si combinasen el Face ID con el Touch ID, la seguridad mejoraría y ni qué decir la versatilidad, comodidad y rapidez a la hora de desbloquear el dispositivo. Al fin y al cabo casi siempre lo hacemos con el teléfono en la mano.

¿Cuál es mejor, entonces?

Display Touch Id 2

A pesar de preferir personalmente el Touch ID, si he de ser sincero no sabría decir cuál es realmente mejor para el usuario de un iPhone, algo que no dudaría en el caso del iPad. Lo ideal sería disfrutar de ambas opciones y elegir una u otra en función de nuestros gustos o de lo que la situación obligue.

Mi sueño personal es un modelo con un sensor de huellas bajo la pantalla y una cámara frontal casi invisible, pero por ahora es eso, un sueño, como el Apple Car

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.