La importancia de una buena contraseña en tus dispositivos personales

La importancia de una buena contraseña en tus dispositivos personales

Escrito por: Carlos Villar    15 diciembre 2018     Sin comentarios     2 minutos

La lista de las peores contraseñas utilizadas en 2018 demuestra la poca importancia que la mayoría damos a nuestras contraseñas en dispositivos, cuentas o servicios online.

Parece algo fuera de lugar hablar de un tema como este en pleno Siglo XXI, con la tecnología formando ya parte de nuestras vidas, pero no le damos la importancia que merece a las contraseñas que protegen nuestros dispositivos, cuentas y servicios personales. No nos damos cuenta de que son la última barrera ante el acceso no autorizado a nuestros datos y parece que nos empeñamos en ponérselo fácil a los hackers.

Más allá de la medidas implantadas por los fabricantes, como Face ID o Touch ID, si depende del usuario, la simpleza de las contraseñas son algo habitual y eso facilita que este año se hayan filtrado más de cinco millones de contraseñas en Internet, la mayoría tan sencillas, absurdas e identificables que acceder a ellas es coser y cantar.

Por ejemplo, en la última lista de las peores contraseñas de 2018 se constata que una gran mayoría de usuarios continuar dejando sus datos personales protegidos por contraseñas tremendamente fáciles de descifrar y acceder.

Para que nos hagamos una idea de lo que estoy hablando, 123456 y password son las dos contraseñas más utilizadas online. Y lo han sido por quinto año consecutivo…

Este año, semejantes búnkeres de seguridad aparecen secundados por otras joyas de contraseñas como 666666, 111111, 654321. Estas combinaciones de números o de letras consecutivas y sencillas son, junto a nombres de famosos, términos de la cultura Pop o los deportes unas contraseñas fáciles de recordar por el usuario, pero también igual de fáciles para los intrusos, que saben que probablemente sean las que utilicemos para no tener que arriesgarnos a olvidarlas.

Tanto es así que las diez contraseñas más utilizadas en 2018 en EE.UU y Europa han sido estas:

1) 123456
2) password
3) 123456789
4) 12345678
5) 12345
6) 111111
7) 1234567
8) sunshine
9) qwerty
10) iloveyou

Quizás esto ayude a entender la facilidad por la que aparecen en las noticias que se han filtrado contraseñas, pero es que a veces lo ponemos demasiado fácil. No somos conscientes de lo importante que es una buena contraseñas.

Por cansino que pueda resultar, para estar mejor protegidos, nuestras contraseñas deberían tener al menos doce caracteres. Caracteres que alternen diferentes tipos (números, letras, símbolos, mayúsculas y minúsculas…) y nunca repetir una misma contraseña para más de un servicio. De hecho, si pudiéramos utilizar una contraseña distinta cada vez que hagamos log-in sería ideal.

Un buen ejemplo una buena protección es la función de autorrelleno que Apple ha introducido recientemente en iOS 12 y que gestiona nuestras contraseñas de terceros a través del Sistema Operativo.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.