El precio y el “notch” frenan las ventas del iPhone X

El precio y el “notch” frenan las ventas del iPhone X

Escrito por: Javier Cantagalli   @cantagalli    20 enero 2018     Sin comentarios     2 minutos

KGI se ha visto obligada a revisar a la baja sus estimaciones de ventas para el iPhone X en 2018, fundamentalmente por la baja de demanda en China.

El iPhone X no parece que vaya a ser el éxito de ventas que algunos esperaban, y así lo refleja el popular analista de KGI Securities, Ming-Chi Kuo, en una nota de prensa para inversores. Kuo revisa a la baja sus predicciones de ventas en 2018, fundamentalmente debido a la baja demanda del iPhone X en China, muy por debajo de las expectativas.

No obstante, cree también que los nuevos iPhone que veremos en septiembre, y fundamentalmente la versión Plus del iPhone X con pantalla de 6.5 pulgadas, permitirán a Apple incrementar sus ventas anuales respecto a años anteriores.

En su informe reduce las ventas esperadas para el primer y segundo trimestre del año a 18 y 13 millones de unidades respectivamente; notablemente por debajo de las expectativas iniciales del mercado que se situaban entre 20 y 30 millones para el primer trimestre de 2018 y entre 15 y 20 para el segundo.

Un punto importante de este informe es que Kuo considera que Apple dejará de fabricar el iPhone X a mediados de año y, por tanto, no estará a la venta junto a la nueva generación del iPhone a partir de septiembre como siempre ha ocurrido. Ahora mismo es posible comprar un iPhone 7 o un iPhone 7 Plus a un precio ligeramente inferior a cuando salió al mercado, algo que, según Kuo, no ocurrirá con el iPhone X.

Así, teniendo en cuenta este último punto, estima que las ventas totales del iPhone X en 2018 se situarán alrededor de los 62 millones de unidades, notablemente por debajo de las expectativas iniciales de 80 millones.

La baja demanda del iPhone X en China

Kuo explica la baja demanda del iPhone X en China por 2 motivos. El primero de ellos es que los usuarios chinos están prolongando más la vida de sus smartphones antes de cambiarlos por uno nuevo. Así, si en el último trimestre de 2016 renovaban su smartphone de media cada 14 o 16 meses, ahora en el último trimestre de 2017 lo hacen cada 24 o 26 meses. Una diferencia de 10 meses más.

El segundo motivo es que a los usuarios chinos les gustan las pantalla muy grandes. Muchas de las aplicaciones usadas mayoritariamente en China no se han adaptado aún al notch del iPhone X y, por tanto, emplean menos superficie de pantalla que un iPhone Plus. Para entendernos, que las aplicaciones se ven más pequeñas. Esto es algo que no gusta en China, y si tenemos en cuenta además que su elevado precio ha echado para atrás a más de uno, el resultado final es una caída de la demanda.

Vía| AppleInsider


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.