¿Puede ser Apple Pay la manera en la que pagaremos en el futuro?

¿Puede ser Apple Pay la manera en la que pagaremos en el futuro?

Escrito por: Carlos Villar    31 julio 2018     Sin comentarios     2 minutos

En un mercado cada vez más rendido a los sistemas de pago contactless, Apple Pay apunta a ser la apuesta de éxito en los próximos años.

Aunque al principio, muy al principio, sonaba como una más de esas características casi de ciencia-ficción, como los coches voladores o el teletransporte, el pago a través de los dispositivos móviles se ha convertido en una realidad bastante asentada y que aún tiene pinta de hacerlo más en los próximos años.

Sobre eso no cabe duda, pero ¿Qué sistema de los existentes acabará siendo el victorioso, el más usado? Al igual que el VHS derrotó al Beta o el Blu-ray al HD DVD, parece que Apple Pay tiene muchos visos de acabar dominando el mercado frente a sus rivales de Google o Samsung.

A cinco años vista, los analistas de Juniper Research apuestan sin duda por la propuesta de Cupertino, a la que sitúan por encima de Google Pay, Samsung Pay y el resto de las “carteras electrónicas” de los principales fabricantes del sector. Un sector que podría llegar a superar los 450 millones de usuarios en todo el mundo para 2020 y en el que Apple Pay sería el amo y señor de las transacciones digitales.

Más allá de esas simples “carteras electrónicas”, los métodos de pago contactless, incluyendo los efectuados desde las tarjetas de crédito habituales van a seguir creciendo a buen ritmo y cada vez serán una manera de comprar más habitual en el usuario general, al punto de que se se espera que supongan aproximadamente el 15% de todas las compras que se hagan en el mundo.

Pero tampoco hace falta irse al futuro para hablar del éxito de Apple Pay.

Hoy mismo, en 2018, con aproximadamente tres mil millones de dólares en movimiento a través de pagos con tecnología NFC, el servicio de pago de Apple estaba presente y siendo utilizado en alrededor del 16% de los iPhone en activo. Y creciendo desde aquel lejano 2014, no lo olvidemos, por lo que a nadie debería pillar por sorpresa vernos dentro de esos cinco años a los que nos referíamos pagando cualquier cosa, desde la comida en nuestro restaurante, una máquina de vending, una transacción en Internet o físicamente en nuestra tienda favorita utilizando nuestro iPhone, nuestro Mac o nuestro Apple Watch.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.