El salto a los procesadores ARM, Big Sur y mucho más : así será el futuro del Mac en la «Nueva Normalidad»

El salto a los procesadores ARM, Big Sur y mucho más : así será el futuro del Mac en la «Nueva Normalidad»

Escrito por: Carlos Villar    24 junio 2020     2 minutos

La WWDC 2020 ha presentado un futuro a la vuelta de la esquina totalmente renovado para los ordenadores de la manzana, un futuro que los une definitivamente al iPhone y al iPad. Esta sí que será la verdadera era Post PC.

La Keynote inaugural de la Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC 2020) de este pasado lunes ha supuesto para Apple un cambio que va mucho más allá del hecho de recurrir a una presentación virtual por motivos derivados de la pandemia del Coronavirus. De hecho estamos hablando de un antes y un después para la empresa.

El éxito del iPhone y todo lo que le rodea ha cambiado el eje empresarial de Cupertino y ayer nos dimos cuenta de que todo, absolutamente todo, va a girar sobre él en el futuro inmediato, incluido el Mac. Antes de que este año termine, la compañía de la manzana va a ser mucho más distinta de lo que era el año pasado por estas mismas fechas. Así va a ser esta Nueva Normalidad para Apple.

Hace 15 años, los Mac daban un salto con la transición de la arquitectura Power PC a los procesadores Intel y ese mismo paso de gigante se va a producir ahora con el anuncio de que la gama de ordenadores empezarán a utilizar procesadores propios basados en diseños ARM, es decir que equiparán el mismo tipo de chips que los iPhone y iPad. Una transición a corto o medio plazo, ya que el propio Tim Cook aseguró que aunque el primer Mac con este nuevo procesador estaría disponible a finales de año, probablemente tardarían un par de años más antes de que toda la línea de productos haya dado el salto y todos los desarrolladores hayan actualizado sus apps.

¿Por qué ha tomado Cupertino una decisión tan drástica?

Big Sur Tim Cook


Por mucho que el iPhone arrase, ya hemos visto suficientes toques de atención de que Apple no debería depender tanto de su producto estrella. Adoptar los procesadores ARM, además de reducir la dependencia de Intel, maximizar la inversión en procesadores, aumentar el rendimiento y dar más flexibilidad y agilidad cuando se trata de futuros productos, consigue que haya más consistencia entre el Hardware del iPhone, el iPad y el Mac. Es una necesidad estratégica.

Y no estamos hablando únicamente de Hardware, el Software jugará también un papel igual de determinante o más con la llegada de Big Sur, que ya da un puñetazo en la mesa estrenando la numeración MacOS 11 en un Sistema Operativo en lugar de evolucionar de MacOS 10.X, algo que no sucedía desde hacía prácticamente dos décadas.


Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.