Usar el móvil puede causar lesiones en nuestros dedos

Usar el móvil puede causar lesiones en nuestros dedos

Escrito por: Carlos Villar    25 agosto 2019     Sin comentarios     2 minutos

El exceso de tiempo tecleando en una pantalla táctil ya ha dado a luz a una nueva enfermedad: la Whatsappitis.

Cuando escuchamos hablar de los problemas de salud que pueden causar el uso de los teléfonos móviles, la mayoría de nosotros solemos pensar en adicciones, utilización compulsiva o a que un exceso de tiempo delante de la pantalla pueda acabar perjudicando nuestra vista, pero nos olvidamos de que no sólo nos dedicamos a mirar nuestros dispositivos, también interactuamos con ellos.

Con la popularización de las pantallas táctiles, nuestros dedos se han convertido en la interfaz de acceso a nuestros smartphones y tablets y por ello la sobrecarga de trabajo, sobre todo en nuestros pulgares, se han convertido en un motivo cada vez más numeroso de las visitas al médico por tendinitis y lesiones parecidas.

El primer caso que se ha podido diagnosticar como relación causa-efecto de este uso fue el de una mujer de 34 años que se habría pasado nada más y nada menos que seis horas seguidas tecleando mensajes de navidad en su móvil. Como consecuencia habría sufrido una tendinitis del extensor del dedo pulgar en ambas manos y habría bautizado a esta dolencia con el descriptivo nombre de Whatsappitis.

Hasta ahora, este tipo de patología era algo más propio de las personas mayores, pero desde unos años hasta ahora, se ha ido localizando en pacientes mucho más jóvenes, con edades que suelen oscilar sobre todo entre los quince y los treinta años.

Pulgar Iphone 2

Aunque no nos demos cuenta, a lo largo del día utilizamos bastante nuestro dedo pulgar en tareas cotidianas y si a ellas le añadimos que suele ser el que más utilizamos a la hora de interactuar con nuestros dispositivos móviles táctiles, este volumen de carga aumenta considerablemente y acaba provocando la lesión. No es una dolencia nueva, es cierto, pero lo que sí que son nuevas son las causas.

Un problema añadido al uso intensivo es que tampoco solemos utilizar el pulgar en la posición adecuada y que además no solemos dar importancia a la aparición del dolor y tardamos en acudir al médico hasta que la cosa se ha puesto ya seria.

Los expertos recomiendan aplicar la concienciación que ya solemos hacer con el tema del cuidado del dolor de espalda, es decir: posturas adecuadas, uso controlado y descanso, no vayamos a estar creando una nueva enfermedad crónica del siglo XXI.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.