La verdad sobre la adquisición de Color

La verdad sobre la adquisición de Color

Escrito por: Carlos Villar    20 octubre 2012     Sin comentarios     1 minuto

A pesar de los rumores iniciales, Apple no habría comprado la red social de fotos y vídeos Color, si no que habría contratado a todo el equipo de ingenieros detrás de la misma, para trabajar en futuros proyectos para la compañía.

A mediados de esta semana, os poníamos tras la pista de la posible compra por parte de Apple de Color, la red social de intercambio de fotos y vídeos fundada por Bill Nguyen. Una compra que parecía abrir una campaña de adquisiciones por parte de los de Cupertino, en busca de mejorar sus recursos, y cuya primera fase habría sido la compra de Particle, la pequeña startup de San Francisco especializada en el uso del estándar HTML5.

Hoy, estamos en condiciones de profundizar un poco más sobre los entresijos del acuerdo entre Apple y Color, desvelando que las intenciones de los primeros no son las de hacerse con la aplicación en sí, ni tampoco la de pagar esa cifra cercana a los 100 millones de dólares especulada.

Lo que ha hecho Apple ha sido contratar al equipo de ingenieros detrás de Color.

La marca de la manzana a alquilado los servicios de prácticamente todo el equipo humano de Color, formado por unas 20 personas, para que trabajen en algunos proyectos ideados por Apple en un futuro cercano.

Así, tanto la tecnología de la aplicación Color, como todos los conceptos relacionados seguirán siendo propiedad de la compañía, que se mantendría independiente de Apple.

Sin embargo, fuentes cercanas a todo este asunto, han dejado caer que la filtración del posible acuerdo habría creado algún tipo de tensión entre las partes involucradas, por lo que, aunque ambas partes protagonistas continúan sin hacer ningún tipo de declaración oficial, todavía podría producirse algún tipo de giro inesperado en las negociaciones.

Vía | All Things Digital


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.