21 febrero 2017 Opinión

Impuestos Irlanda

Si hay algo que ha estado asociado indisolublemente a la presencia de Apple en Europa, más incluso de la presencia de sus productos en el mercado ha sido la más que cuestionable política de impuestos en el continente, acusada de utilizar Irlanda como una suerte de paraíso fiscal.

De hecho, el año pasado la Comisión Europea se pronunció finalmente a ese respecto, dando como resultado que la compañía debería pagar 13.000 millones de Euros como tasa compensatoria por los supuestos impuestos evadidos en el territorio. Ahora, Apple contraataca y acusa a las autoridades comunitarias de haber cometido errores fundamentales en su resolución.

Así, los de Cupertino han decidido sumar a la apelación de la decisión de la Comisión Europea presentada el pasado mes de Diciembre un informe detallado en el propio Boletín Oficial de la Unión Europea de todas las acciones y suplicatorios en los que se basa para proponer esta apelación a la multa.

La Comisión consideró en su momento que los responsables fiscales de la República de Irlanda ofrecieron a Apple ventajas que se consideraron como competencia desleal entre los años 1991 y 2007, permitiendo a la compañía gestionar sus beneficios en el mercado europeo a través de una serie de sociedades subsidiarias asentadas en territorio irlandés.

Tanto Apple como el propio Gobierno del país apelaron la decisión, argumentando que el grueso de esos beneficios se han producido en los Estados Unidos y ahora acusan a la Comisión de fallos fundamentales a la hora de establecer los mecanismos de gestión de beneficios, sobre todo en lo que respecta a la comercialización de la propiedad intelectual de Apple, que se hace desde EE.UU y, por lo tanto, estas actividades no deberían atribuirse a Irlanda.

La compañía de la manzana va aún más lejos y considera también que la Comisión Europea se ha excedido en sus competencias al intentar manejar el sistema de impuestos interno de Irlanda y no su funcionamiento en la Unión Europea, acusado al estamento de no realizar una investigación imparcial y diligente. En su momento, el propio Tim Cook llegó a calificarlo como una auténtica basura política.

Las apelaciones tanto de Apple como del Gobierno Irlandés ya obran en poder del Tribunal Europeo y si siguen los plazos habituales en este tipo de litigios, es de esperar que la resolución final no se conozca hasta dentro de unos dos años.

Vía| The Irish Times

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *