23 junio 2015 Industria, Opinión

Apple Music trial

El culebrón de los beneficios relacionados con el período gratuito para los usuarios (y para los músicos, si me permitís la ironía) de Apple Music dista bastante de haber terminado, eso a pesar de las últimas noticias en las que Eddie Cue parecía haber zanjado la cuestión, asegurando que la compañía pagaría durante ese período de prueba.

Sí, es posible que así sea, pero tras esa declaración es posible que existan más detalles a matizar sobre las condiciones de los acuerdos para formar parte del catálogo del servicio en streaming y las opciones de pago que Apple habría elegido para compensar la cesión de los derechos de autor, tanto durante el controvertido período de prueba, como para el resto de la suscripción.

Cuando Eddie Cue salió al paso de la carta abierta de Taylor Swift en la que la cantante se quejaba por la decisión de la compañía de la manzana de no pagar a los autores durante esos tres meses de prueba del servicio, asegurando que recibirían un pago en función de las reproducciones de sus temas, todos dimos por hecho que se les pagaría lo mismo que durante el resto de la suscripción de Apple Music.

Es decir, que aunque dependiera del número de veces que se escuchase una canción en concreto, se pagaría alrededor del 71,5% de royalties, como se ha acordado, pero es posible que ese porcentaje sea sensiblemente inferior durante la fase de prueba inicial.

De hecho, en Apple han optado por no aclarar esto, limitándose a insistir en que se pagará a los artistas por las reproducciones en streaming desde el primer minuto del lanzamiento de Apple Music, pero sin entrar a valorar ni el precio ni el porcentaje. Ni siquiera si es el mismo, aunque expertos en la materia aseguran que no, que no será igual el porcentaje durante el período gratuito que cuando los suscriptores empiecen a pagar por el servicio.

Otra de las teorías esgrimidas en la red es la de que la compensación por su uso durante el período gratuito ya estaría incluida en el porcentaje final de la suscripción.

Apple paga más que sus competidores principales, como es el caso de Spotify, y se comenta que esa diferencia estaría creada para compensar la ausencia de beneficios puntuales durante los tres primeros meses.

El problema es que esa compensación no llegaría hasta el inicio de las suscripciones pagadas y eso sería el origen de la polémica a la que estamos asistiendo estas última semanas y sobre la que Apple debería pronunciarse de manera clara y concisa, al menos eso sería lo razonable, antes de que Apple Music aparezca, y para eso cada vez falta menos.

Vía | The Wall Street Journal

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Taylor Swift sí tendrá su album 1989 en Apple Music 14 julio 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *