10 septiembre 2016 Industria

coche de Apple

Las noticias que rodean al Proyecto Titan, la denominación tras la que se esconde supuestamente el vehículo fabricado por Apple, siempre han sido un ir y venir de rumores alternando la práctica confirmación del mismo, como su cancelación o su derivación en el desarrollo de Software para coches autónomos de terceros.

Hoy, parece que todo lo anterior quedaría atrás y el proyecto se reinventaría prácticamente desde cero, lo que llevaría consigo el cierre de departamentos relacionados con el mismo y la recolocación o, en ocasiones, el despido de muchos de sus empleados.

Un nuevo rumbo de la mano de Bob Mansfield, el que fuera Vicepresidente de la división de Tecnología de la compañía y que, desde que en Julio tomase las riendas del Proyecto Titan, se habría centrado más en desarrollar los sistemas encargados de controlar un vehículo autónomo que en el hecho de fabricar uno propio por completo.

Esta nueva estrategia ha supuesto un rediseño total del proyecto, empezando prácticamente desde cero a pesar de que, según apuntan rumores de bastante confianza, ya se encontrarían en un estado de desarrollo tan avanzado que habrían llegado a construir varios vehículos de prueba que se habrían estado utilizando en entornos limitados y cerrados, aunque todavía estarían bastante alejados de poder ofrecer un coche listo para un uso operacional perfecto en el mundo real.

Car

Antes de este cambio de estrategia, se cree que el equipo relacionado directamente con el desarrollo del coche de Apple estaría compuesto por alrededor de unas mil personas, la mayoría ingenieros y técnicos provenientes de otras empresas del sector como Tesla, General Motors o Ford.

Precisamente de esta última perteneció Steve Zadesky, el hombre al mando del Proyecto Titan hasta su salida de la compañía por motivos “personales”, partida que habría ocasionado retrasos y cambios en el organigrama que finalmente habrían forzado a esta nueva estrategia bajo la batuta de Mansfield.

¿Tendremos pues un coche fabricado por Apple o un sistema de conducción autónoma para otros vehículos en el mercado? Sea cual sea la decisión final de Cupertino, nos tememos que será algo que no conoceremos hasta el 2020.

Casi nada…

Vía | The New York Times

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *