12 septiembre 2015 Industria, iOS, Seguridad

HEy Siri

El tema de la seguridad y la privacidad de sus usuarios siempre ha sido una prioridad para Apple y desde la compañía jamás se han cansado de intentar dejarlo claro para todo el mundo. No existe ninguna intención para utilizar nuestros datos en su propio beneficio bajo ninguna circunstancia.

Ahora, con la aparición de dos nuevas funciones tan sensibles en este aspecto como son “Hey Siri!” o Live Photos, ha despertado el interés de medios y usuarios precisamente al respecto de su privacidad, algo que en Cupertino se han apresurado a aclarar, para atajar cualquier suspicacia.

Para Apple, Live Photos es exactamente igual que cualquier otro sistema de almacenamiento de fotos o vídeos en el iPhone. De tal manera que la única manera en la que los datos de esas imágenes salen fuera de nuestro dispositivo es cuando nosotros tomamos la decisión de compartirlas con otra persona o las almacenamos en iCloud.

Aunque la cámara esté grabando mientras estamos en el modo Live Photos, lo cierto es que no se guarda más que ese segundo y medio antes y después de apretar el disparador, así que eso es algo por lo que no tenemos que preocuparnos. Además, aunque la opción venga activada por defecto, existe la posibilidad de desconectarla y despreocuparse pues de lo que capte la cámara, que, insisten en Apple, no se almacena en ningún otro lugar que no sea tu propio iPhone.

Y en cuanto a “Hey Siri!”, se supone que al estar a la espera de nuestra voz para activar el asistente, el iPhone se encontrará permanentemente escuchando por su micrófono para responder cuando digamos esta frase, pero en Apple aseguran que nada de lo que digamos se graba hasta que digamos precisamente “Hey Siri!”.

Para ello, el sistema utiliza un proceso dividido en dos pasos: primero, el iPhone debe reconocer la frase para activarse y después debe comprobar que se trata del usuario, para evitar que sea activada cuando cualquier otra persona la diga cerca de donde nos encontramos. Una buena manera de que no se activen todos los iPhones de un grupo cada vez que a uno de sus miembros le de por activar su asistente.

En todo caso, todo este proceso se lleva a cabo de manera local, así que ningún sonido registrado abandona tampoco nuestro dispositivo y una vez activado, entran en juego todos los protocolos de seguridad habituales y el audio es enviado a Apple sin ser asociado de ninguna manera a un usuario, eliminando posteriormente todos los datos, una vez se apaga Siri.

Vía| TechCrunch

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *