6 marzo 2017 Hardware, iOS

iPhone 8 curva

De entre todas las cosas que se han venido especulando sobre el próximo iPhone, es la de que por fin adoptará la tecnología OLED en sus pantallas. Bueno, eso lo hará el modelo tope de gama, el creado para homenajear el décimo aniversario de la aparición del iPhone original, porque el resto de la gama aún utilizará paneles LCD.

Sin embargo, los planes de Apple son los de llegar a ofrecer una línea compuesta únicamente por iPhone con pantalla OLED, objetivo que podría cumplirse en la generación que se presente en 2019.

Este año, Apple podría adquirir un montante de alrededor de sesenta millones de estas pantallas OLED para la producción estimada del iPhone 8, mientras que los iPhone 7s, iPhone 7s Plus o iPhone SE seguirán con sus pantallas LCD como hasta ahora.

La intención de la compañía de la manzana sería la de doblar esa cifra de paneles OLED para los iPhone del año que viene, tendencia que iría en aumento hasta lograr que toda la gama de sus smartphones esté formada sólo por modelos OLED en 2019.

Para dar soporte a estos planes, tanto Samsung como Inteflex, dos de los principales proveedores del próximo iPhone ya están manos a la obra para incrementar el ritmo actual de su producción de componentes para las placas flexibles de circuitos impresos y estar listos para cuando el dispositivo salga por fin al mercado.

Y es que, como ya os hemos contado también, la mejora de la tecnología en la pantalla del iPhone 8 no se limitará solo al cambio al OLED, si no que también integrará el nuevo sensor Touch ID, que jubila al tradicional botón Home físico. Además, tendremos un nuevo cuerpo en cristal e incluso un sistema de carga inalámbrica que ya están convirtiendo al iPhone del décimo aniversario en un auténtico hype mucho antes de su lanzamiento.

Vía| The Bell

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *