5 diciembre 2016 Industria

Realidad Virtual Apple

En Apple llevan ya un tiempo diciéndolo y aquí, en Descubre Apple, lo compartimos también con todos vosotros: la Realidad Aumentada es uno de los objetivos de futuro cercano para la compañía. Y siempre que algo es importante en Cupertino acaba trascendiendo para toda la industria en general, así que debería ser un tema al que todo el mundo desease apuntarse, ¿verdad?

Pues resulta que no. Pese al innegable interés de Apple, el mercado que rodea tanto a la Realidad Aumentada como a la Realidad Virtual no cumple ni de lejos con las expectativas y se mantiene muy por debajo de las mismas, que no acaban de despertar el interés inversor de las principales compañías del sector.

Quienes han investigado la situación hablan de una falta evidente de muestrario y contenidos y de unos precios demasiado elevados en determinados productos, con los visores y accesorios similares como quizás el ejemplo más evidente. Todos estos factores que contribuyeron a que este año que termina no haya sido muy bueno para este tipo de tecnología.

Productos como Google Daydream View, Samsung Gear VR, HTC Vive, Sony PSVR o los Oculus Rift en el caso de la Realidad Virtual o de quizás el dispositivo más famoso y representativo de la Realidad Aumentada como fueron las Google Glass no han conseguido convertirse en productos de masas y apenas sí han cumplido sus mínimas expectativas en ventas.

Y estos resultados poco prometedores han frenado el interés de los potenciales inversores en uno y otro campo y aquí podemos incluir incluso a Apple.

Esta tecnología sigue sin calar en en el mercado de consumo e investigar y desarrollar no parece la mejor idea del mundo, por mucho que a Tim Cook le parezca una tecnología muy humana o que suene con fuerza su llegada a los dispositivos iOS a no mucho tardar.

Porque a pesar de todo, aún es una tecnología que está en pañales y que a muchos, no solo al usuario más básico, si no incluso a muchos expertos, no acaba de convencerle su utilidad ni su adopción como tecnología de consumo, pese al éxito de propuestas como Pokémon Go.

Vía| DigiTimes

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *