12 octubre 2016 Industria

Note7Fire

Una vez que Samsung ha tirado la toalla definitivamente con el Galaxy Note 7 suspendiendo su producción y venta, dando a conocer su decisión y enviando cajas resistentes al fuego a los propietarios para que procedan a devolverlo, queda todavía una pregunta en el aire: ¿Por qué han ardido algunas unidades del Galaxy Note 7?.

Pues bien, según The New York Times, en el cuartel general de Samsung en Corea del Sur, a pesar de haber puesto a trabajar a cientos de ingenieros para que averigüen qué es lo que está fallando, no tienen ni idea de por qué algunos terminales acaban ardiendo.

Cuando aparecieron las primeras noticias a principios de septiembre de que algunas unidades del Galaxy Note 7 estaban ardiendo la compañía coreana puso a trabajar a cientos de ingenieros que intentaron replicar lo sucedido. No lo consiguieron, el Galaxy Note 7 no ardía. Samsung finalmente concluyó que el problema podría ser de algunas baterías fabricadas por su filial Samsung SDI, aunque esta última como ya os contamos por aquel entonces lo negó. Samsung cambió de proveedor de baterías y Amperex Technology Limited, que curiosamente también es uno de los proveedores de Apple, se encargó de la fabricación de las nuevas baterías para los Galaxy Note 7 de reemplazo.

La historia ya sabéis como sigue… a pesar de que los Galaxy Note 7 de reemplazo empleaban exclusivamente baterías fabricadas por Amperex, algunas unidades seguían ardiendo en diversas partes del mundo. Estaba claro que las baterías no eran el problema, o al menos no eran el problema principal. Así y ante el desconocimiento de lo que realmente estaba sucediendo a Samsung solo le quedaba una alternativa: suspender su producción y venta.

Park Chul-wan, ex-director del Centro de Baterías Avanzado en el Instituto Tecnológico de Electrónica de Corea, asegura que Samsung se precipitó echándole las culpas a las baterías en un primer momento, ya que considera que no eran el problema. Así mismo, Park cree que en su intento por superar al iPhone Samsung ha tratado de integrar tantas innovaciones tecnológicas que finalmente la situación se le ha ido de las manos y se ha vuelto totalmente incontrolable.

La conclusión final de todo esto, con Samsung fuera de juego temporalmente, es que Apple ha ganado esta batalla, al menos hasta la próxima generación de smartphones.

Vía| NYT

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *