16 mayo 2016 Industria

Tim Cook Didi Chuxing

Tim Cook ha estado en China esta semana, tomando personalmente las riendas de las complicadas negociaciones con las autoridades del país, últimamente más tensas de lo deseable y cuyo exponente más claro ha sido la decisión de cerrar iTunes Movies y la tienda de iBooks.

Los primeros actos oficiales del CEO de Apple han sido una visita a una Apple Store de Beijing y una reunión con varios representantes de la comunidad de desarrolladores locales a la que Cook se ha desplazado utilizando un taxi contratado a través del servicio Didi Chuxing en el que la compañía de la manzana acaba de invertir mil millones de dólares.

Didi Chuxing está considerado como el Uber chino, plataforma a través de la que más de trescientos millones de usuarios del gigante asiático alquilan viajes en coche y sobre la que, tras la inversión multimillonaria, enseguida han empezado a caer las sospechas de que pueda servir de escenario de pruebas para el supuesto coche fabricado por Apple.

desarrolladores china

No obstante, desde Cupertino asegura que es una manera de entender el comportamiento del mercado chino y un puente para acercar posturas con el gobierno en uno de los objetivos más importantes para la compañía, pese a que le recientemente haya costado deserciones de accionistas tan relevantes como Carl Icahn.

Una postura que casa con lo sucedido este lunes, ya que la organizadora de la reunión de Cook y los desarrolladores chinos ha sido precisamente Jean Lui, presidenta de Didi Chuxing, quien acompañó personalmente al CEO a su vista a la Apple Store y quien sabe si jugará también un papel fundamental en esa otra reunión con los representantes del Gobierno para solucionar esos problemas a los que hacíamos referencia al inicio de este mismo artículo.

Vía| CNBC

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *