17 septiembre 2016 Hardware, iOS, Vídeos

iPhone 7 scratch

Decíamos en nuestra anterior entrada que las pruebas que más nos habían llamado la atención de las que se habían realizado al iPhone 7 eran aquellas centradas en su capacidad de resistencia a los líquidos. La nueva calificación IP67 suponía una tentación demasiado evidente para testarla y la verdad es que los resultados han sido realmente satisfactorios.

Pero reconozcámoslo, la amenaza de sumergir nuestro preciado smartphone no es a la que más nos vamos a enfrentar. Rozaduras, rayonas, golpes y arañazos van a ser habituales en nuestro uso habitual y es importante saber cómo van a afectar al nuevo dispositivo, así que. ¿Cómo de resistente es en ese campo el nuevo iPhone 7?

Un habitual de este tipo de pruebas es el canal de YouTube JerryRigEverything, que justo el día en el que la nueva generación ha salido a la venta, no ha perdido la ocasión de someterlo a un test a fondo para conocer su resistencia y parece que el iPhone 7 cumple con las expectativas y sale bastante bien parado de estas torturas.

Utilizando un modelo negro mate como conejillo de indias, los chicos de JerryRigEverything han sometido al iPhone 7 a todo tipo de arañazos, le han aplicado calor e intentado doblarlo para conocer sus límites de resistencia. Por ejemplo, la pantalla aguanta los daños producidos por un cuchillo y es capaz de aguantar también los roces de las monedas y el contendido habitual de nuestros bolsillo, aunque no es que sea indestructible, precisamente, así que tampoco creamos que va a aguantar todo lo que le echemos.

Y aguanta muy bien el calor. Más de diez segundos en contacto directo con una llama, que aunque es cierto que los píxeles se apagan por el calor intenso, vuelven a ser completamente funcionales en a penas unos segundos, así que estaríamos ante una pantalla muy resistente, en la línea de los dispositivos más exigentes del mercado.

El aluminio anodizado de la carcasa posterior también aguanta los roces típicos relacionados con el uso común, aunque tampoco lo aguanta todo. Lleva bien el contacto con llaves, monedas y similares, pero habrá cosas que lo dañen. Ojo a eso si solemos llevarlo en el bolsillo sin esa funda recomendada por la propia Apple.

De hecho, las pruebas aseguran que el cristal de la pantalla no es de Zafiro, como anuncian las especificaciones del fabricante, si no un cristal convencional, el mismo que también equipa la cámara iSight. Estaría bien conocer lo que en Cupertino tienen que decir al respecto en ese tema.

En resumen, el nuevo iPhone 7 es un tipo duro. Capaz de aguantar una vida de arañazos y roces sin problemas y con la misma resistencia a la torsión del iPhone 6 y del iPhone 6S. Para bien o para mal.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *