16 mayo 2016 Industria

Estas últimas semanas han sido particularmente complicadas para Apple en lo que a temas de inversión se refiere. No nos estamos refiriendo a las inversiones realizadas por la compañía, como pueda ser el caso de Didi Chuxing, si no a la que se realizan en los propios activos de la empresa.

Ya sea por los decepcionantes resultados del último Cuarto Fiscal o por el incierto futuro que se asocia a la situación de la compañía en el impredecible mercado Chino, lo cierto es que importantes accionistas como Carl Icahn o como David Tepper vendían sus stocks de la compañía en una tendencia que parecía ser preocupante, pero ahora aparece nada más y nada menos que Warren Buffet para cambiar el rumbo de las cosas.

A través de su empresa Berkshire Hathaway, Buffett ha aprovechado que los precios por acción de la manzana son los más bajos en muchísimo tiempo para hacerse con una ingente cantidad de ellas al realizar una inversión que rondaría los mil millones de dólares que, pasados a esas acciones, supondrían unos 9,81 millones de acciones.

Aunque parezca un movimiento oportunista por aprovecharse precisamente de la caída del valor de esas acciones, lo cierto es que el movimiento de Buffett supone un voto de confianza en el futuro de la compañía pese a todos los contratiempos de los que os hablábamos antes y que causaron la espantada tanto de Icahn como de Tepper.

Y eso que Berkshire Hathaway no suele precisamente invertir en empresas tecnológicas y Buffet nunca antes había tenido acciones en la compañía, criticando el valor de las mismas con la típica analogía de comprar duros a cuatro pesetas (o dólares que valen ochenta céntimos, si queremos ser precisos con lo que dijo) a la inversa, instando al propio Tim Cook a comprar él mismo acciones para revalorizar su valor final.

Vía | Bloomberg

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *