Apple pierde una demanda ante un establecimiento de reparaciones no autorizado en Noruega

Apple pierde una demanda ante un establecimiento de reparaciones no autorizado en Noruega

Escrito por: Carlos Villar    14 abril 2018     Sin comentarios     2 minutos

Un establecimiento de reparaciones no autorizado de Noruega ha ganado una demanda a Apple por el uso de componentes no oficiales en la reparación de iPhone.

Apple está tomando medidas muy serias para evitar las reparaciones de sus dispositivos fuera del círculo de proveedores oficiales o autorizados. Hay quienes consideran este proceder una manera por parte de la compañía de promover la obsolescencia programada o mantener unos precios elevados en piezas y mano de obra, pero lo cierto es que la estrategia de la manzana hace todo lo posible para que no puedas reparar o sustituir piezas por tu cuenta.

Sin embargo, parece que empiezan a surgir piedras en el camino y quienes disienten de esta estrategia y claman por su derecho a reparar, consiguiendo incluso acciones judiciales que les amparan, como es el caso del que os vamos a hablar hoy.

Hace alrededor de un año, Henrik Huseby, propietario de una pequeña tienda de reparaciones posventa en Noruega recibió una demanda por parte de Apple en el que se le acusaba de utilizar pantallas y otros componentes no genuinos, infringiendo de esta manera las leyes de propiedad de la marca.

Huseby clamaba por su parte que las pantallas usadas en su establecimiento provenían de un proveedor de Hong Kong que utilizaba piezas oficiales reacondicionadas de otros iPhone, pero Apple insistía en su postura, obligándole a destruir todas las piezas de su inventario y a pagar una compensación que superaba los 3.500 dólares, además de comprometerse en el futuro a no fabricar, importar o vender ningún componente que infringiera los derechos de Apple.

El demandado optó por no claudicar ante Cupertino y desafiarles a que le demandasen, cosa que acabó sucediendo, aunque curiosamente la justicia ha acabado dando la razón al propio Huseby, alegando que las leyes noruegas no prohiben a una tienda de reparaciones local importar pantallas de fabricantes de terceros que sean compatibles e idénticas a las que Apple monta en sus iPhone.

Además, admite que la propiedad de marcas de Apple no puede ser aplicada a este tipo de productos. No resulta evidente que Apple pueda justificar la implementación de su logo en todos los componentes internos de sus dispositivos. Por supuesto, Apple ha apelado la sentencia.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.