¿Se va a retrasar a octubre el lanzamiento del nuevo iPhone con pantalla LCD de 6.1 pulgadas?

¿Se va a retrasar a octubre el lanzamiento del nuevo iPhone con pantalla LCD de 6.1 pulgadas?

Escrito por: Javier Cantagalli   @cantagalli    25 julio 2018     Sin comentarios     2 minutos

El motivo de este retraso serían algunos problemas de producción por el innovador sistema de retroiluminación que integra.

La analista de Morgan Stanley, Katy Huberty, ha dado la voz de alerta. El esperado nuevo iPhone con pantalla LCD de 6.1 pulgadas podría no estar listo para su lanzamiento al mercado en septiembre junto a sus hermanos con pantalla OLED de 5.8 y 6.5 pulgadas. Su lanzamiento se retrasaría hasta octubre por algunos problemas en la producción provocados por el innovador sistema de retroiluminación de este nuevo iPhone.

Tal y como os contamos hace unos días, el nuevo iPhone con pantalla LCD de 6.1 pulgadas empleará una nueva tecnología en el sistema de retroiluminación de la pantalla que permite reducir el marco inferior de entre los 4.0 o 4.5mm, que es lo habitual con otras pantallas LCD, a tan solo unos 2.5mm. De este modo su diseño será muy similar al del iPhone X actual, aún contando con una pantalla LCD en vez de OLED.

Esta analista afirma que no cree que vaya a haber ningún retraso con los dos iPhone con pantalla OLED, pero que algunos problemas con el sistema de retroiluminación del iPhone con pantalla LCD habrían provocado un retraso de un mes en la producción de este modelo. No obstante, en este mismo informe también destaca que este retraso de un mes realmente son buenas noticias, ya que según la información obtenida por parte de los proveedores las previsiones iniciales indicaban que este retraso podría alcanzar las 6 semanas.

Esta no es, sin embargo, la primera vez que nos llegan rumores sobre un posible retraso en la producción del nuevo iPhone con pantalla LCD de 6.1 pulgadas. El pasado mes el popular analista Ming-Chi Kuo también alertaba de un retraso en su producción, aunque en aquella ocasión Kuo creía que Apple sería capaz de tenerlo todo listo para su lanzamiento en septiembre.

Sea como sea y problemas de producción a parte, lo que sí es cierto es que retrasar el lanzamiento del iPhone con pantalla LCD de 6.1 pulgadas puede ser una buena estrategia para Apple. De este modo los usuarios más ansiosos por tener uno de los nuevos iPhone se lanzarán a por cualquiera de los otros dos modelos más caros, mientras que los que cuenten con un presupuesto más limitado probablemente no tengan problema en esperar un mes más al modelo más económico.

Vía| 9to5mac


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.