Utilizando un iPad Pro como pantalla para el nuevo Mac mini

Utilizando un iPad Pro como pantalla para el nuevo Mac mini

Escrito por: Carlos Villar    15 noviembre 2018     Sin comentarios     2 minutos

Gracias a Luna Display, podemos convertir a nuestro flamante iPad Pro de 2018 en una pantalla perfecta para el nuevo Mac mini y combinar lo mejor de ambos productos.

Sin duda, dos de los productos más relevantes presentados por Apple el pasado Octubre fueron el Mac mini y el iPad Pro. El primero por actualizarse por fin después de una larga espera y haber pasado de ser un modelo de entrada al ecosistema macOS a un equipo de alta gama y el segundo por ser una auténtica belleza y una bestia parda que no tiene ya nada que envidiar a cualquier portátil.

Si ya por separado son una opción más que atractiva para cualquier usuario, ¿Os imaginais una manera de combinar ambos dispositivos? Pues existe y permite convertir al iPad Pro en la pantalla ideal para el pequeño de los sobremesa de Apple.

La mayoría de las veces, cuando uno adquiere un equipo como el Mac mini, suele contar ya con una serie de periféricos, probablemente heredados de su anterior sobremesa Windows, como el teclado, el ratón y, por supuesto, la pantalla. Pero si el cambio lo hacemos desde un portátil o queremos jubilar todos esos accesorios previos, vamos a tener que adquirir nuevas piezas para utilizarlo y es aquí donde la opción de un iPad como pantalla se convierte en una idea a tener en cuenta.

Astropad lo sabe y por eso ha desarrollado su conector Luna Display, una manera que hasta ahora permitía que el iPad pudiera funcionar como una segunda pantalla para nuestro Mac. Y decimos “segunda pantalla” porque el propio fabricante lo contemplaba para ser el complemento de equipos como el iMac o cualquier MacBook que ya contaban con su propia pantalla principal, cosa que no ocurre en el caso del Mac mini.

Y es entonces cuando el nuevo iPad Pro de 2018 se convierte en la elección perfecta. Perfecta porque si ya por separado es un producto excelente para prácticamente todo tipo de uso, conectado al Mac mini con Luna Display y su app, es como tener dos productos en uno. Combinar lo mejor del iPad y del Mac, cada pixel de la pantalla Retina del primero y la potencia de procesamiento del segundo. Sin límites, pasando del teclado y el ratón al Apple Pencil de manera natural y sin estorbos en el escritorio, ya que Luna Display se conecta vía Wi-Fi a través de uno de los puertos USB-C del Mac mini.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.