Por qué es pronto para saber si Apple Music es mejor que otros servicios de streaming musical

Por qué es pronto para saber si Apple Music es mejor que otros servicios de streaming musical

Escrito por: Chus Vilallonga   @ChusVilallonga    7 agosto 2015     Sin comentarios     5 minutos

Puede que sea coincidiendo con el fin del primer mes gratis, pero muchos medios se han lanzado a preguntar a sus lectores si cambiarán su servicio habitual de música en streaming por Apple Music, cuando lo cierto es que el servicio está aún en pañales. Lo cierto es que hay motivos para pensar que Apple guarda más de un as bajo la manga en este sentido.

Desde hace algunos días un número bastante elevado de medios especializados están lanzando encuestas a sus lectores preguntando acerca de sí se quedaran con Apple Music y abandonarán otros servicios similares. De hecho algunos preguntan directamente apuntando al que se dice que es el líder indiscutible del streaming musical, Spotify, cuando hay otros servicios. (Y como si todo el mundo usase a diario un servicio de streaming musical, de pago o no).

Lo cierto es que no deja de ser curioso que esto se pregunte precisamente ahora, cuando Apple Music todavía no ha empezado a competir contra nadie. De hecho casi me atrevería a decir que Apple Music no funciona como Apple lo tiene concebido. Hacen falta algunos elementos para poder hacer la pregunta clave con todos los argumentos, pros y contras en la mano.

La prueba de fuego llega a primeros de septiembre. Por aquellos días la inmensa mayoría de usuarios activos de Apple Music deberán tomar, si no la han tomado anteriormente, una decisión. Esta decisión es la que hará destacar o no Apple Music sobre los demás servicios de streaming, que a título individual no es más que suscribirse o no.

Supuestamente la estratégia ya no está en cautivar al mayor número de usuarios, sino en cautivar a usuarios de la competencia (primera clave). Como ocurre con las operadoras de telefonía móvil. Si el problema es el precio, y el precio es el mismo en los servicios más punteros (segunda clave) habrá que buscar un motivo alternativo, como el contenido (tercera clave) y además, ofrecer algo que nadie más ofrece, y no música precisamente (cuarta clave) y todo en un entorno que además tenga un valor añadido de verdad (quinta clave).

Cuantas claves, ¿verdad? Sobre la primera y la segunda la explicación es muy sencilla. Los entendidos dicen que si alguien no escucha casi toda la música mediante un servicio de pago, tampoco escuchará casi toda la música en otro servicio de pago. A menos que haya una diferencia en el coste, a sabiendas de que la suscripción se fuese renovando. La tercera clave: Si recortas el precio y ofreces algo más en exclusiva ya tienes otra parte de la batalla ganada. La cuarta: Súmale algo musical pero que no sea música exactamente y que englobe una gran masa de público potencial, y como colofón y quinta clave ofrece algo que no ofrezcan los demás. ¿Suficiente? No, para nada.

Tiene que haber algo más que todo esto, pero es pronto para anunciarlo. Pronto, porque es quemar cartuchos innecesariamente en un momento en que el servicio es gratuito y reconozcámoslo, menos valor se le da a lo que es gratis cuando es lo mismo que en otros lares. Pronto, porque muchos usuarios se encuentra en la situación de “estos tres meses no pago [pon aquí tu servicio de streaming de referéncia] y me quedo con Apple Music que es gratis y luego ya veremos”. Pronto, porque con más de un mercado en plenas vacaciones, mercados los cuales estarán pendientes del próximo iPhone, Mac, iLoquesea justo a las puertas de la temporada navideña. Justo cuando Apple quiere echar toda la carne en el asador, como cada año. Justo cuando “casualmente” se dice que habrá keynotes y presentaciones varias, cuando realmente el mundo le presta atención a Apple.

No hace falta tener ninguna bola de cristal para saberlo. Apple no juega a ganar. Juega a aplastar al contrario y humillarle en el fango, porque si no, no se mete. Tiene una enorme ventaja en forma de base de usuarios que ya tienen iTunes y Beats 1 incluso en el caso de que no hayan empezado a usar el periodo de prueba de Apple Music. Tiene una larga y satisfactoria trayectoria junto a los principales sellos discográficos, y sobretodo, tiene toda la música. Pero “enlatada”. Y precisamente porque llega tarde en un negocio donde otros están muy bien consolidados necesita las 5 claves, y probablemente me dejo más de una en el tintero. Un one more thing.

Justo cuando estaba preparando este artículo ha salido a la luz algo más sobre Apple Music que no se sabía, pero no quita lo que le llevo dando vueltas desde poco después de que se estrenase el servicio. ¿Porque ya no se habla sobre las negociaciones con las discográficas?¿Quien cree que las condiciones entre Apple y los sellos no podrían cambiar una vez medido el éxito de la prueba gratuita de 3 meses? ¿Porque nadie ve factible que Apple regale Apple Music -temporalmente y bajo ciertas condiciones- cuando ya está haciendo guiños a este respecto?

Un detalle más de que Apple debe tener más de un as en la manga sobre Apple Music. ¿Porque nadie se ha dado cuenta de que entre el número de usuarios con casi cualquier cosa Apple que hay y el número de usuarios que se dice que tiene ahora mismo el servicio, hay una diferencia abismal y casi galáctica? Porque puede que un gran numero de usuarios no hayamos estrenado el periodo de prueba de Apple Music mientras estamos a la espera de que en Cupertino echen toda la carne en el asador.

¿Cuantas veces hay que recordar que Apple es un animal de costumbres?


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.