12 enero 2016 Industria

apple-cork

Las ventajosas desgravaciones fiscales que Bélgica ofrece a empresas multinacionales son ilegales, según ha determinado la Comisión Europea.

Esta sentencia no afecta directamente a Apple, pero supone un precedente más que pinta un panorama para la compañía y la investigación a la que está sometida por el trato fiscal que recibe en Irlanda.

La decisión sobre lo acontecido en Bélgica se suma en la misma línea a sendas sentencias en Luxemburgo y los Países Bajos; en todos los casos, las empresas determinadas culpables de evasión fiscal, deben pagar los impuestos no satisfechos. 

En el supuesto que se aplicase la misma vara de medir en la investigación a la que está sometida, Apple tendría que pagar impuestos retrasados de unos 10 años. Se estima que la cuantía podría superar los 2,5 billones de dólares, cuantía que el CEO Tim Cook ya avisó que podría afectar a las arcas de la empresa. Recientemente, Apple pagó 318 millones de Euros reclamados por la agencia tributaria italiana.

Apple paga el 2,5% de impuesto de sociedades en Irlanda, cuando el resto de empresas pagan un 12,5%. La compañía tiene uno de sus cuarteles generales en la población de Cork -en la imagen- y pretende crear 1000 puestos de trabajo más de los que tiene en dicho país, mientras a su vez invierte en su programa energético. Además, la compañía quiere expandir las fábricas que tiene en el país.

Vía | Venture Beat

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *