13 marzo 2015 Hardware, Industria, Opinión

Apple-Watch-Edition-roja

A la vista de que en la sombra las hordas ya están afilando sus hachas para imponer su verdad absoluta sin argumentarla, vaya por delante que los 12 problemas con los que nos vamos a encontrar con el Apple Watch se basan en lo que se sabe ahora mismo del dispositivo, a falta de poder trabajar con él sobre terreno real, y sin olvidar que es la primera edición del reloj.

Sin embargo, hay algunos de estos problemas que no van a solucionarse ni ahora ni nunca, no sólo por la propia naturaleza del dispositivo, sino porque la estupidez humana, muy a menudo, no conoce límites.

¿Preparados para una bofetada de realidad?

    1. No. El Apple Watch no es sumergible. A pesar de que Apple es muy clara en este sentido, aunque la explicación cuesta encontrarla, hay quien forzará el dispositivo al límite en este sentido. Los Apple Watch que morirán ahogados serán muy numerosos. ¿Queréis apostar?
    2. La duración de la batería. No es que el Apple Watch sea malo porque no puede hacer todo lo que Apple publicita. Es que el Apple Watch no puede hacer todo lo que Apple publicita, simultáneamente, y durante todo el día. Y aún y así, este tema habrá quien no lo va a entender, mientras Apple lo va advirtiendo sutilmente.
    3. No se le pueden pedir peras al olmo. Por la red de redes ya se está hablando de “será una pasada cuando pueda hacer”, cuando en realidad Apple va a limitar bastante las posibilidades del reloj. Llamémosle proteger el “halo de glamour” que envuelve cierto modelo del producto, llamémosle preservar la autonomía de la batería, llamémosle cortar por lo sano apps impracticables en una pantalla tan pequeña. El Apple Watch es un smartwatch; ni más, ni menos; tanto para lo bueno, como para lo malo. Hay que recordarlo.
    4. Pocas apps en su lanzamiento, y posiblemente para siempre. Se está extrapolando que las apps van a ser tan numerosas como las que existen para iOS, cuando esto es un error. También hay quien dice que se tendrán listas 100.000 apps el día del lanzamiento del Apple Watch, cifra que la App Store tardó meses en alcanzar. Para un usuario, pasar de una pantalla de iPhone a una pantalla del iPad es sencillo. Pasar de una pantalla de iPhone a una pantalla de Apple Watch es imposible en muchos casos. Es impracticable.
    5. El cambio de la batería. El término “lo que ocurre es normal” es una salida cada vez más habitual en los servicios técnicos, que no les está permitido reparar un producto Apple en el que no se consigue reproducir el fallo que apunta el cliente, tanto dentro del periodo de garantía como fuera del mismo. Pero cuando debamos cambiar la batería del Apple Watch fuera del periodo de garantía, ¿Cuanto nos va a costar la broma?¿Hay servicios técnicos autorizados Apple en todas las ciudades grandes?¿Alguien ha tenido previsto los sobrecostes para lo que se vende como “un reloj”?
    6. Los materiales de las correas. El plástico suele deteriorar el color, y puede romperse. El metal suele pesar y puede ser incómodo, y el cuero puede darse de sí y decolorarse, si se moja. Cualquiera que tenga un reloj ha pasado por uno de estos 3 casos. Y además, parece que Apple sólo va a permitir correas concretas para modelos concretos.
    7. La pantalla no es indestructible. Al igual que el iPhone, la pantalla del Apple Watch tiene un aguante “considerable” a los impactos y a las rayadas. Pero teniendo en cuenta que siempre estará expuesto al entorno y que no tiene ningún tipo de protección, probablemente la pantalla será el primer motivo de pasarse por un servicio técnico.
    8. Me he olvidado el cargador. Si incluso habiendo aprendido a usar el iPhone de forma que nos dure todo el día, muchos usuarios se llevan el cargador al trabajo, y se quedan sin batería a media mañana cuando se lo olvidan en casa, imaginad qué puede ocurrir ante el nuevo concepto de “el cargador del reloj”. ¿Solución? Un cargador secundario para el trabajo. ¿Qué cuesta un cargador de Apple Watch?
    9. Obsoleto en un par de años máximo. Las 18:00h de un reloj último modelo de hoy mismo, son las mismas 18:00h que en el reloj de mi bisabuelo. Pero el Apple Watch está fuera de esta norma, porque es mucho más que un reloj. Y sin embargo, estará tecnológicamente obsoleto a lo sumo en un par de años. Ojalá estos tiros vayan por donde se rumorea en todos los modelos de Apple Watch.
    10. El modo avión se llama modo maldito. Hasta que en todas las compañías aereas se normalice una situación que ya roza el surrealismo, el modo avión del iPhone inutilizará el Apple Watch en casi todas sus funciones. Y puede que incluso alguien decida “por seguridad” que el Apple Watch debe deshabilitarse. Así, todos volaremos más seguros gracias al modo maldito que es la consecuencia de que un aparato sea capaz de inutilizar otro. Ah, ¿Que no? Al tiempo.
    11. Mi Apple Watch no casa con el rol que me toca hoy. Siempre que se cumpla la máxima de Apple de que el reloj es el dispositivo más personal que ha creado, se puede dar un problema de “combinación”, como se suele decir en el mundo de la moda. Por ejemplo, el modelo Edition no casa con ir en chandal. El Sport no casa para ir con traje. Así que puede que el intermedio sea el correcto para todo el mundo. Excepto si vas en chandal, porque no puede ir bien sujeto a la muñeca, y “baila” y hace ruído. Y excepto si vas de Channel porque se ve vulgar. La pregunta es: ¿Existe un Apple Watch para que case con todas las ocasiones?
    12. El tamaño importa. Ahora que ya existen herramientas con las que calcular el tamaño final del Apple Watch, sabiendo que hay 2 tamaños diferentes, es posible que haya algo ajeno al propio reloj que tengamos que cambiar. Las mangas de nuestras prensa de vestir. Vale, jaja y tal. Ahora pensad un momento. No hay Apple Watch para hombre y Apple Watch para mujer. Son todos iguales, y cada usuario deberá adaptarse a las medidas del reloj. Hay quien se tapa el reloj con la manga, y hay quien no se lo tapa. Y hay quien está acostumbrado a esferas pequeñas, y que no lo estará para un “tanque” de 42 mm. Y es más: ¿Cuanta publicidad del Apple Watch muestra a un/a modelo con el reloj, y vestido con prendas con manga larga?¿A que ya no nos reímos tanto?

Sobre la marcha y a medida que el uso del Apple Watch se vaya extendiendo, probablemente surgirán nuevas situaciones en las que no sabemos reparar antes del lanzamiento del reloj. Algunas se solucionarán con nuevas revisiones del producto, pero otras, probablemente no. ¿Sabes de algún contratiempo que puedes tener con el Apple Watch?

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. 10 preguntas pendientes de responder sobre el Apple Watch 20 marzo 2015
  2. ¿Quién dijo que el Apple Watch no era sumergible? Este vídeo demuestra lo contrario 27 abril 2015
  3. Aquí está la primera app sumergible para el Apple Watch 6 julio 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *