13 junio 2017 Industria

proyecto Titan interior

Es verdad que a estas alturas, las de “cuando el río suena…”, seguir mirando para otro lado no tiene mucho sentido tampoco, pero no deja de sorprender (y para bien) que se confirme de manera oficial una teoría que llevaba ya dando vueltas desde hace bastante tiempo.

Lo digo porque Tim Cook ha querido dejar claro, por primera vez que yo recuerde, el interés de Apple en el sector del automóvil. No, no va a fabricar un coche, pero sí que está centrado en el desarrollo de un sistema de conducción autónoma.

El CEO de Apple cree que estos sistemas autónomos son una tecnología muy importante y que acabará siendo esencial. De hecho, se ha referido a ella como “la madre de todos los proyectos de Inteligencia Artificial” y probablemente el más complicado de este tipo de desarrollos en los que está trabajando actualmente.

Una buena noticia que se haya pronunciado sobre el tema, algo que había esquivado siempre en ocasiones anteriores cada vez que se hablaba de aquel célebre Proyecto Titan. Cook siempre se había limitado a considerar al automóvil como un sector interesante por el potencial para las nuevas tecnologías, pero sin involucrarse tanto como ha hecho hoy.

Las palabras del CEO de la manzana confirman ese cambio de rumbo del proyecto, que contaba con más de un millar de ingenieros involucrados cuando se empezó a desarrollar allá por 2014 y que, pese a que sea un jarro de agua fría para todos los que soñábamos con ver en las carreteras un coche de Apple, habla de una situación viable y más cerca de ser una realidad que nunca.

Cook cree que se avecina un punto crucial en el desarrollo de la tecnología de conducción autónoma y de los vehículos eléctricos, con unos vectores de cambio que confluyen en el mismo tiempo y ha abogado por acelerar el ritmo de estos vectores.

Viajar en un coche eléctrico autónomo es, de hecho, una experiencia fantástica.
Tim Cook, CEO de Apple.

Aceleración de la que ya ha dado pistas la reciente solicitud para realizar pruebas de este tipo en carreteras públicas o las apariciones de vehículos equipados con sensores en varias localizaciones de los EE.UU y que apuntan a que no tardaremos en ver hacia dónde se encamina Apple en este tema.

Vía| Bloomberg

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *