Así fue 2018: un año en productos de Apple (II)

Así fue 2018: un año en productos de Apple (II)

Escrito por: Carlos Villar    30 diciembre 2018     Sin comentarios     3 minutos

Nuevos portátiles, un Mac mini que tiene poco de básico, la cuarta generación del Apple Watch o el HomePod marcaron un año completo en cuanto a presentaciones fuera de la gama iOS.

El último domingo del año es un día perfecto para echar la vista atrás al resto de novedades que Apple sacó al mercado éste 2018 y que no repasamos en el artículo anterior. Si en él nos fijábamos en todo lo relacionado con la plataforma iOS, ahora toca el turno al resto de productos que vieron la luz este 2018.

En particular en el caso de los Mac, anteriormente los productos estrella de la compañía hasta que entró en escena el iPhone, hubo desde modelos largamente esperados a otros que dejan claro que la orientación de Apple se mueve ahora más hacia el usuario Pro que al casual que ha sido la base de la gama desde siempre.

Y el máximo exponente de este concepto profesional, tanto que lo lleva en su nombre, es el MacBook Pro, que en Julio apareció en dos modelos de 13 y 15 pulgadas, con un aspecto exterior que no se diferenciaba de la generación precedente, pero con un interior renovado. Novedades que incluían hasta 32GB de RAM, los últimos procesadores de Intel y gráficos Radeon Pro y Radeon Pro Vega en el caso del equipo de 15 pulgadas y que convertía al nuevo MacBook Pro en el más potente jamás fabricado por Apple.

Más allá del rendimiento, también lucían un teclado rediseñado y el nuevo chip T2 que mejoraba la seguridad de los usuarios.

Más básico parecía que iba a ser el MacBook Air que se presentó en Octubre, pero ya desde la adopción de la Pantalla Retina se intuía que muy básico tampoco iba a ser. El nuevo modelo era mucho más delgado, mucho más potente, mucho más seguro y hasta su batería duraba más que la generación anterior.

De hecho, el nuevo MacBook Air es más potente que el MacBook de 12 pulgadas y al tener una pantalla de mayor tamaño, le supera en todos los aspectos, al menos hasta que Apple se decida a actualizarlo también.

Pero la prueba definitiva del giro Pro fue el nuevo Mac mini. Después de más de cuatro años sin actualizarse, lo hizo a lo grande: Procesadores potentes, gráficos Intel UHD, conectividad total y soporte para hasta 64GB de RAM y 2TB de disco duro en un cuerpo de aluminio Gris Espacial.

Espectacular por dentro y por fuera. Eso sí, se acabó el concepto de Mac de entrada asequible.

En 2018 también se presentó el Apple Watch Series 4, rediseñado y mejorado con una pantalla de mayor tamaño, procesadores más rápidos y sensores más efectivos que lo convertían en una herramienta perfecta para controlar nuestra actividad física.

Aunque parece que lleva más tiempo entre nosotros, el HomePod se puso a la venta en Febrero de este año para convertirse en el asistente ideal de nuestro hogar digital, gracias a su soporte para Siri y Apple Music o su interacción con los dispositivos HomeKit.

Y en 2019 las cosas parece que seguirán por esa línea, si no mejor, con ese prometido Mac Pro modular en el horizonte que nos pone a todos los dientes largos, aunque sepamos que no nos lo vamos a poder permitir ni en sueños.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.